Calculadoras de escritorio para oficinas de varias marcas

Calculadoras con alimentación solar, a pilas o dual de la marca Citizen

Las calculadoras de sobremesa o escritorio para oficinas tienen un tamaño superior a las de bolsillo e incluyen una pantalla de gran tamaño. También sus teclas son más grandes para una mayor comodidad de uso. Según la marca pueden tener alimentación mediante pilas, solar o dual. Algunos modelos tienen funciones especiales como el cálculo de impuestos o márgenes comerciales.

Leer más

Las calculadoras de sobremesa o escritorio para oficinas tienen un tamaño superior a las de bolsillo e incluyen una pantalla de gran tamaño. También sus teclas son más grandes para una mayor comodidad de uso. Según la marca pueden tener alimentación mediante pilas, solar o dual. Algunos modelos tienen funciones especiales como el cálculo de impuestos o márgenes comerciales.

¿Por qué comprar calculadoras de sobremesa en ofistore?

Las calculadoras de sobremesa están pensadas para utilizarlas en el escritorio y realizar cálculos rápidos. Resultan mucho más confortables si las teclas y la pantalla son relativamente grandes. Si no se necesita el cambio de divisas, la memoria o las funciones comerciales es mejor optar por una calculadora de oficina sencilla.

Cuando se considera la compra de una calculadora de sobremesa lo primero que hay que saber cuántos dígitos se van a necesitar ya que el tamaño de la pantalla es una de las cualidades que más determina el precio final. Se puede elegir una buena marca de calculadoras como Casio o Ibico si se busca una máquina de la máxima calidad o elegir un modelo barato de marca blanca como ErichKrause. La famosa empresa de gomas de borrar Milan también fabrica ahora algunos modelos de calculadora bastante económicos que se caracterizan por su tacto gomoso.

Las calculadoras más basicas solo realizan la aritmética más sencilla: suma, resta, multiplicación y división. Muchas veces incluyen tecla "mas-menos", cálculos de porcentaje y memoria. Los modelos más avanzados tienen muchas otras capacidades como la conversión de divisas extranjeras y locales, las operaciones con márgenes comerciales (margen de beneficio, ganancia) o aritmética más compleja como las raíces cuadradas. Los mejores modelos como la Ibico 212X además nos permiten elegir la precisión de la coma decimal y el tipo de redondeo efectuado.

¿Qué calculadora comprar?

La calculadora es un dispositivo electrónico muy sencillo y su placa no suele dar ningún tipo de problemas a lo largo de toda su vida útil. La diferencia de precio entre los distintos tipos de calculadora de escritorio está en los materiales empleados para fabricar el cuerpo de la misma: las teclas, la pantalla y la carcasa.

Los modelos más caros tienen unas teclas con un tacto agradable y de gran tamaño y utilizan varios colores para diferenciar los distintos grupos de teclas. Por ejemplo se emplea un color para los dígitos, otro para las operaciones y otro para las teclas de memoria. Otra cualidad en la que una Casio o una Ibico va a ser superior a las baratas de marca blanca es la legibilidad de su pantalla.

Además hay que tener en cuenta que algunas calculadoras tienen la pantalla levemente inclinada para facilitar su lectura o bien la inclinación es regulable. Por último recomendamos elegir un modelo con alimentación dual ya que cuando se agoten las pilas podremos seguir utilizándola mientras encontramos el tiempo necesario para reemplazar las baterias.

Hay 15 productos en la categoría Calculadoras de sobremesa.