Staedtler

Se muestran 118 productos de la marca Staedtler.

Lápices fluorescentes Staedtler Textsurfer Dry

Lápices fluorescentes Staedtler Textsurfer Dry

Ideal para subrayar textos. Resistente a la luz

17.75 €
Lápiz ecológico Staedtler Noris Wopex

Lápiz ecológico Staedtler Noris Wopex

Fabricado con materiales reciclados, dureza HB

0.48 €
Minas Staedtler Polo 0.5 HB

Minas Staedtler Polo 0.5 HB

Las minas más baratas de Staedtler

0.65 €
Portagomas Staedtler Mars plastic

Portagomas Staedtler Mars plastic

Portagomas retráctil para dibujo técnico

2.67 €
Portaminas Staedtler Graphite 777 - 0.5 mm

Portaminas Staedtler Graphite 777 - 0.5 mm

Portaminas económico de Staedtler

1.1 €
Portaminas Staedtler Mars technico 780-C 2 mm

Portaminas Staedtler Mars technico 780-C 2 mm

Con empuñadura metálica de alta precisión

8.8 €
Recambio portagomas Staedtler Mars

Recambio portagomas Staedtler Mars

Bolsa de 10 gomas de repuesto

8.76 €
Staedtler Ergosoft, lápices de colores

Staedtler Ergosoft, lápices de colores

Lápices triangulares ecológicos de Staedtler

Desde 11.83 €

Tienda Online Staedtler

Staedtler es un fabricante alemán de productos de papelería que se encuentra entre las primeras marcas europeas del sector. Sus referencias son equiparables en calidad a la de otros líderes papeleros como Faber-Castell, Stabilo Schwann, Pentel o Rotring.

Además de su marca primaria la empresa alemana tiene registradas otras submarcas para la segmentación de sus diferentes artículos. Por ejemplo Noris para sus lapiceros, Mars para portaminas y estilógrafos de dibujo técnico o Lumocolor que emplea para denominar sus rotuladores y marcadores permanentes.

El lapicero Noris 120, un icono de los lápices de grafito

¿Quién no ha utilizado uno de estos cuando era pequeño? Se trata del mítico lapicero de rayas negras y amarillas, uno de los productos estrella de la marca. Un producto tan reconocible como la goma de borrar milan 430 o el inconfundible bolígrafo Bic Cristal.

El Noris 120 se fabrica en diferentes dureza de mina y su diseño de líneas negras y amarillas con el terminal en rojo es inconfundible. Plagiado hasta la saciedad por todo tipo de marcas blancas y fabricantes chinos (en muchos de los cuales la mina ya se rompe desde el primer momento, algo que no sucede con los Staedtler).