Cajas de archivo definitivo desmontadas de cartón o plástico

De montaje rápido y fácil apertura para el archivo de documentos antiguos

Aquí estan las clásicas cajas de archivo definitivo de cartón sencillo de fácil apertura y montaje. La impresión del lomo permite identificar su contenido. Las tienes disponibles en dos tamaños: folio o folio prolongado.

Leer más

Aquí estan las clásicas cajas de archivo definitivo de cartón sencillo de fácil apertura y montaje. La impresión del lomo permite identificar su contenido. Las tienes disponibles en dos tamaños: folio o folio prolongado.

¿Por qué comprar cajas de archivo definitivo?

Este tipo de contenedor se utilizan en casi todas las empresas para guardar los documentos procedentes de los archivadores de anillas. Una vez que el ejercicio o el año ha terminado ya no es necesario acceder a la documentación con la misma frecuencia. Sin embargo es necesaria su conservación para poder responder a posibles requerimientos legales.

Las cajas de archivo definitivo vienen desplegadas y se montan rápidamente. El fajo de facturas o albaranes del archivador se cose con gomas elásticas o encuadernadores metálicos y se introduce en la caja. Se rotula el contenido en el lomo y ya está lista para guardar en el almacén.

Los archivos definitivos se pueden almacenar directamente en estanterías. Si no se tiene espacio suficiente se pueden apilar en vertical. Para esto último se utilizan los contenedores especiales que pueden almacenar cuatro o cinco cajas de archivo definitivo en su interior. El robusto y grueso cartón de los contenedores permiten el apilamiento vertical evitando dañar el contenido (el cartón de las cajas es mucho más delgado y si se apilan directamente se machacan).

Generalmente los documentos legales se pueden requerir por periodos de tiempo que están comprendidos entre cuatro y cinco años. Debido a esto el archivo de la documentación antigua es algo inevitable. Se puede subcontratar con una empresa de gestión documental pero el papel tiene que estar almacenado en algún lugar. Cuando finaliza el periodo de requerimientos es necesario destruir toda la documentación. A partir de ese momento las cajas de archivo quedan vacias para un nuevo ciclo. La rotación adecuada de cajas y archivadores permite optimizar el espacio de la empresa y reduce las necesidades de almacenamiento en la oficina.

Tipos de cajas de archivo definitivo

En general existen sólo dos tipos de cajas de archivo definitivo: de cartón o de plástico. Estas últimas son mucho más resistentes a la humedad ambiental y a las salpicaduras de agua. Por ello se recomiendan en climas muy húmedos o en estancias situadas bajo tierra como almacenes, sótanos o garajes.

Hay 17 productos en la categoría Cajas de archivo.