Armarios para llaves y llaveros de plástico

Los armarios para llaves son muy útiles en aquellas empresas que deben custodiar y guardar llaves de forma permanente o temporal como por ejemplo agencias inmobiliarias, garajes, administradores de fincas, talleres de automoción, empresas de alquiler de vehículos, hoteles y muchas otras.


Información sobre armarios portallaves y llaveros

Información sobre armarios para llaves

La mayoría de los armarios para llaves incluye una cerradura que restringe el acceso a las llaves. Lo más común es que estén fabricados con chapa metálica y que en su interior incluyan varias filas de ganchos para clasificar y ordenar los llaveros.

Precisamente, un accesorio imprescindible para estos organizadores de llaves son los llaveros de plástico. Hablamos del clásico llavero formado por una anilla metálica y la funda de plástico con la cartulina que identifica la llave (número del portal, piso, puerta de la vivienda, etc.).

¿Qué tipos de armarios para llaves existen?

Los hay de muchos tipos; en ofistore te ofrecemos los más sencillos: armarios tradicionales que, como única medida de seguridad, incluyen una cerradura. En este caso, cualquier persona que obtenga la llave tendrá acceso a todas las llaves del armario.

En segundo lugar, existen otro tipo de armarios más especializados y seguros: los armarios de gestión electrónica de llaves. Marcas como Biosys, KeyVigilant o Key Watcher fabrican estos armarios en los que es posible definir diferentes permisos de acceso a las llaves mediante círculos de acceso. Nosotros no comercializamos estos armarios, puedes comprarlo en una empresa especializadas en el control de acceso y la gestión de llaves.

¿Qué ventajas tienen los llaveros de plástico?

Primero, son pequeños y ligeros. Segundo, pasan casi desapercibidos en el manojo de llaves. Tercero, se puede deslizar una cartulina en su interior que identificar la llave (ya sea con un código, una dirección, nombre, etc.). En cuarto lugar, son muy baratos. Y por último, y no menos importante, los hay de diferentes colores. Esto ayuda a clasificar las llaves. Por ejemplo, una agencia inmobiliaria puede usar llaveros azules si la llave es de un local comerciales o rojos, si es de una vivienda.

¿Es útil esta información?