Calculadoras

Calculadoras de sobremesa, científicas o de bolsillo

En nuestra sección de calculadoras puedes comprar calculadoras de bolsillo, de sobremesa, científicas o calculadoras con impresora de papel.

¿Qué calculadora comprar?

La calculadora es un dispositivo electrónico muy sencillo y su placa no suele dar ningún tipo de problemas a lo largo de toda su vida útil. La diferencia de precio entre los distintos tipos de calculadora de escritorio está en los materiales empleados para fabricar el cuerpo de la misma: las teclas, la pantalla y la carcasa.

Los modelos más caros tienen unas teclas con un tacto agradable y de gran tamaño y utilizan varios colores para diferenciar los distintos grupos de teclas. Por ejemplo se emplea un color para los dígitos, otro para las operaciones y otro para las teclas de memoria. Otra cualidad en la que una calculadora de gama alta puede superar a las baratas es en la legibilidad de su pantalla. Además hay que tener en cuenta que algunas calculadoras tienen la pantalla levemente inclinada para facilitar su lectura o bien la inclinación es regulable. Por último, recomendamos elegir un modelo con alimentación dual ya que cuando se agoten las pilas la podrás seguir utilizando (a menos que tengas unas pilas de repuesto preparadas).

Calculadora HP
Calculadora con memoria y funciones de contabilidad HP

Ventajas de las calculadoras de bolsillo

Puedes utilizar la calculadora del móvil para pequeños cálculos. Pero lo cierto, es que es más rápido y efectivo utilizar una calculadora de las de verdad. Sobre todo cuando se necesita utilizar muy a menudo. La calculadora física siempre está disponible y es mucho más rápido teclear en ella que en la pantalla del móvil. ¿Por qué comprar un modelo de bolsillo en vez de uno de sobremesa? Por su reducido tamaño.

En los lugares de trabajo a veces no existe suficiente espacio sobre la mesa o el mostrador para tener un modelo de sobremesa. Estos modelos son más cómodos ya que su pantalla y sus teclas son muy grandes y cómodas. La alternativa en estas situaciones es comprar una calculadora de bolsillo. También las vamos a encontrar de ocho, diez o doce dígitos y algunos modelos tienen incluso las funciones de márgenes comerciales. Para comparar la calidad de las calculadoras fíjate en su carcasa, las teclas y la pantalla.

Una calculadora de bolsillo es muy útil en talleres, almacenes y fábricas para realizar pequeños cálculos rápidos. A pesar de su tamaño las puedes encontrar con doble alimentación. Si fallan las pilas siempre las podrás utilizar bajo el sol, o una fuente potente de luz gracias a su pequeño panel fotovoltáico.

Calculadoras científicas

La calculadora científica es la más avanzada de todas las calculadoras ya que tiene la capacidad de realizar computaciones trigonométricas y mostrarnos los resultados en grados, radianes o gradianes. En la calculadora estos modos vienen indicados en ingles: GRAD, RAD, DEGREES. Esto entre otras muchas funciones matemáticas como la exponenciación a diferentes potencias, el cálculo de raices cúbicas o las operaciones con una base diferente a la decimal lo cual es muy útil para la programación de microprocesadores. (En una buena calculadora científica se puede configurar la base para utilizar el modo decimal, hexadecimal, octal o binario).

Estos aparatos son imprescindibles para el estudio de cualquier carrera universitaria de ciencias. Así como en muchos ciclos de formación tanto de grado superior como de grado medio. Y es que en casi todos ellos se incluye alguna asignatura en la que hay que hacer uso de las matemáticas.

Todas ellas son capaces de realizar cálculos con un gran número de dígitos decimales y mostrarnos los resultados en formato largo o en notación científica (la fijación de decimales se puede configurar desde el menú, es la opción FIX). Algunas incluso permiten elaborar pequeñas representaciones gráficas sobre un eje de abscisas y ordenadas a partir de los datos que insertamos en una pequeña tabla. En esos casos también son capaces de realizar la representación gráfica de una función matemática.

Calculadora con pantalla natural de alta resolución

Hace unos años las mejores pantallas que existían eran las mixtas: con una línea superior de matriz de puntos y una línea inferior de cristal líquido (LCD) con segmentos. Aún se continúan fabricando. Son muy sencillas y la línea con segmentos permite una mejor lectura de los números.

Pero desde hace unos años hay un nuevo tipo de pantalla: la de alta resolución. La cantidad de píxeles que estas calculadoras tienen es muy superior a lo habitual y su pantalla se lee con una nitidez extrema.

Calculadoras financieras

Las calculadoras financieras permiten realizar funciones matemáticas necesarias en entornos empresariales y comerciales. Poseen teclas de acceso directo que permiten realizar cálculos de forma más rápida que con una calculadora científica. Algunas de las funciones que puede realizar una calculadora financiera son: la amortización de préstamos, el cálculo de intereses compuestos, obtención de márgenes comerciales complejos, cálculo de bonos y depreciación, cálculo del punto de equilibrio, etc. Un ejemplo de calculadora financiera es la Casio FC-200V.

Existen calculadoras financieras con más de cien funciones para aplicaciones de banca, finanzas, amortizaciones, inversiones, funciones comerciales, estadísticas y matemáticas. La mayoría permite el uso de paréntesis para agrupar expresiones. Cálculo VDT (préstamos, ahorros, banca) y flujos de caja. Conversión de tipos de interés.

Estas máquinas también calculan los márgenes comerciales de costo o venta y la variación porcentual. Cálculos estadísticos de media, media ponderada y desviación estándar. Regresión lineal. Coeficiente de correlación. Cálculo de calendarios, tiempo total y aritmética de fechas. Sistema de entrada algebraico. Varios registros de almacenamiento.

Calculadoras gráficas

La primera calculadora gráfica fue fabricada por la marca japonesa Casio en el año 1985. Una calculadora gráfica permite resolver sistemas de ecuaciones, representar gráficas y realizar una gran cantidad de operaciones con variables.

Además de Casio otro de los principales fabricantes de calculadoras gráficas es Hewlett Packard (HP).

Calculadoras científicas con pantalla híbrida

Algunas calculadoras científicas disponen de pantalla mixta: la línea superior está formada por una matriz de puntos capaz de visualizar hasta 12 caracteres. En cambio, la línea inferior es de cristal líquido LCD a base de segmentos y puede mostrar 10+2 caracteres (en notación exponencial). Muchas de las calculadoras científicas con pantalla híbrida son además programables. Incluyen diferentes pasos de programación y funciones. Sirven para realizar cálculo integral, diferencial, estadísticas unidimensionales y bidimensionales. Asimismo permiten trabajar con números complejos. Al igual que el resto de dispositivos pueden funcionar con una o dos fuentes de alimentación: solar y pilas. La mayoría disponen de función de apagado automático para el ahorro de energía.

Otras prestaciones encontradas habitualmente en estas máquinas son: la función Multi-Replay, el calculo de fracciones, las combinaciones y permutaciones, cálculo con diferentes bases (sexagesimal, binario, octal y decimal), operaciones lógicas, funciones inversas e hiperbólicas, cálculo estadístico con desviacion estándar, análisis de regresiones, conversión de coordenadas, cálculos de ingeniería, un gran número de memorias variables, protocolor de recuperación de errores, etc.

Calculadoras de sobremesa

Las calculadoras de sobremesa o escritorio para oficinas tienen un tamaño superior a las de bolsillo e incluyen una pantalla de gran tamaño. También sus teclas son más grandes para una mayor comodidad de uso. Según la marca pueden tener alimentación mediante pilas, solar o dual. Algunos modelos tienen funciones especiales como el cálculo de impuestos o márgenes comerciales. Las calculadoras de sobremesa están pensadas para utilizarlas en el escritorio y realizar cálculos rápidos. Resultan mucho más confortables si las teclas y la pantalla son relativamente grandes. Si no se necesita el cambio de divisas, la memoria o las funciones comerciales es mejor optar por una calculadora de sobremesa.

Calculadoras de sobremesa
Calculadora de sobremesa

Las calculadoras de sobremesa generalmente sólo sirven para operaciones aritméticas sencillas: suma, resta, multiplicación y división. Muchas veces incluyen tecla "mas-menos", cálculos de porcentaje y memoria. Los modelos más avanzados tienen muchas otras capacidades como la conversión de divisas extranjeras y locales, las operaciones con márgenes comerciales (margen de beneficio, ganancia) o aritmética más compleja como las raíces cuadradas.

¿Te ha resultado útil esta información?

Más información

22 producto(s) en total en la sección Calculadoras