Carpetas de fundas

Con distinto número de fundas y diferentes tipos de portada

Las carpetas portafundas tienen fundas interiores de plástico transparente que permiten observar con claridad los documentos. Son útiles para fabricar listados de precios, catálogos de productos, informes o reportes, etc.

Las carpetas de fundas que tenemos son con fundas fijas. También existen modelos con fundas extraíbles pero ya no los vendemos ya que daban muy mal resultado.

Existen dos tipos de portafundas: con encuadernación tipo libro o con espiral metálica (como si fuera un cuaderno). Además algunas carpetas portafundas tienen la portada personalizable.

Hay 109 productos en la categoría Carpetas de fundas.

1 2 3 4 5 6 7 8 Página siguiente 

Los precios de los productos incluyen el IVA

1 2 3 4 5 6 7 8 Página siguiente 

¿Cómo son las carpetas portafundas?

Al igual que las demás carpetas están formadas por dos cubiertas que suelen ser de plástico -rígido o flexible- y contienen en su interior fundas transparentes para introducir documentos.

Las más habituales tienen un lomo similar a un libro y las fundas están encoladas. Pero también existen carpetas con espiral metálica que permiten pasar las hojas como si fuera un cuaderno. Estos cuadernos portafundas además tienen la ventaja de poder doblar la carpeta en 360 grados.

Se puede elegir el número de fundas: la mayoría de los modelos tienen entre 20 y 60 fundas. Existen varios colores de portada y materiales. Algunos modelos tienen un bolsillo transparente en la portada para su personalización. Las tapas suelen ser de plástico y pueden ser opacas o translúcidas.