Carpetas de fundas

Con distinto número de fundas y diferentes tipos de portada

Las carpetas portafundas tienen fundas interiores de plástico transparente que permiten observar con claridad los documentos. Son útiles para fabricar listados de precios, catálogos de productos, informes o reportes, etc. Las hay flexibles o rígidas, transparentes, translúcidas u opacas. En varios formatos.

Leer más

Las carpetas portafundas tienen fundas interiores de plástico transparente que permiten observar con claridad los documentos. Son útiles para fabricar listados de precios, catálogos de productos, informes o reportes, etc. Las hay flexibles o rígidas, transparentes, translúcidas u opacas. En varios formatos.

Las carpetas de fundas que tenemos son con fundas fijas. También existen modelos con fundas extraíbles pero ya no los vendemos ya que daban muy mal resultado. Existen dos tipos de portafundas: con encuadernación tipo libro o con espiral metálica (como si fuera un cuaderno). Además algunas carpetas portafundas tienen la portada personalizable.

¿Cómo son las carpetas portafundas?

Al igual que las demás carpetas están formadas por dos cubiertas que suelen ser de plástico -rígido o flexible- y contienen en su interior fundas transparentes para introducir documentos.

Las más habituales tienen un lomo similar a un libro y las fundas están encoladas. Pero también existen carpetas con espiral metálica que permiten pasar las hojas como si fuera un cuaderno. Estos cuadernos portafundas además tienen la ventaja de poder doblar la carpeta en 360 grados.

Se puede elegir el número de fundas: la mayoría de los modelos tienen entre 20 y 60 fundas. Existen varios colores de portada y materiales. Algunos modelos tienen un bolsillo transparente en la portada para su personalización. Las tapas suelen ser de plástico y pueden ser opacas o translúcidas.

Carpetas escaparate con fundas fijas soldadas al lomo y cubiertas de polipropileno flexible. Las puedes comprar en colores opacos o translúcidos, con distinto número de fundas.

Características de las carpetas de fundas (carpetas escaparate)

Se conocen como carpetas de fundas escaparate a un tipo de soporte que tiene fundas de plástico transparente para la inserción de documentos. Con ellas se puede construir rápidamente un cuadernillo muy fácil de visualizar. Sus páginas están protegidas contra todo tipo de salpicaduras ya que se encuentran plastificadas. En este sentido podemos considerarlas como una solución que combina la encuadernación mediante canutillo o espiral y la plastificación de documentos. Según sea el volúmen de páginas del documento podremos comprar una carpeta escaparate con el número de fundas adecuado.

La carpeta escaparate presenta dos inconvenientes. Primero si se desean realizar anotaciones sobre las páginas habrá que extraerlas primero o bien utilizar un marcador permanente y escribir en la propia carpeta. El segundo inconveniente es que las hojas no se pueden reorganizar. Si se desea añadir o retirar páginas habra que reconstruir la carpeta entera. Si esto no supone un problema es una excelente opción para la presentación de todo tipo de reportes o catálogos.

Las carpetas Liderpapel incluyen fundas fijas soldadas al lomo. Las cubiertas de la misma están fabricadas con lámina de plástico de polipropileno flexible de 400 micras en colores opacos. Se puede elegir entre cuatro colores (azul, rojo, verde o negro) y cuatro número de fundas (10, 20, 30 ó 40).

Las fundas de plástico son de polipropileno de 40 micras con textura lisa, conocida como acabado "cristal". Esta terminación a diferencia de la granulada (la piel de naranja), permite una buena visualización del documento sin tener que extraerlo de la funda. Liderpapel es una marca blanca de materiales de oficina que tiene más de cuarenta años de experiencia en el sector y que es famosa por tener productos con buena relación calidad / precio.

Información sobre las carpetas de fundas UniSystem, Pergamy y 5 Estrellas.

Hemos sustituido las carpetas de fundas de la marca 5 Estrellas, Pryse o Sweetcolor por las carpetas escaparate Liderpapel (de precio y calidad similares).

Las carpetas escaparate contienen en su interior fundas de plástico transparente para introducir documentos A4. Carpetas con fundas fijas de plástico transparente liso con acabado cristal. Con cubiertas fabricadas en polipropileno opaco rígido de colores (rojo, azul, negro o verde). Se puede elegir el número de fundas: la más pequeña tiene diez fundas y la más grande ochenta. Con opciones intermedias con intervalos de diez fundas (no existen carpetas de 50 ó 70 fundas).

¿Por qué comprar carpetas de fundas con cubierta rígida?

Las carpetas portafundas con tapas rígidas protegen su contenido de manera muy efectiva. Son soluciones de archivo duraderas y reutilizables que permiten elaborar tarifas personalizadas, cuadernos de muestras, portfolios de fotografías, etc.

Se conocen como carpetas canguro a aquellas que tienen un bolsillo transparente en la portada y a veces en el lomo para su personalización mediante documento impreso. Casi todas las carpetas canguro son con anillas metálicas interiores pero existen excepciones como estas carpetas canguro con fundas portadocumentos. Permiten la elaboración de soportes 100% personalizados.

¿Por qué comprar carpetas canguro de fundas personalizables?

Las carpetas de fundas resultan indispensables para elaborar tarifas de precios, catálogos o documentación técnica para su uso en entornos agresivos como talleres, restaurantes u hospitales. Gracias a las fundas de plástico cada una de sus páginas queda protegida frente a salpicaduras, polvo, grasa y cualquier otro tipo de suciedad. Estos cuadernillos se pueden limpiar con un paño humedo y mantener siempre en buen estado. Si se necesita personalizar la portada y entonces es recomendable comprar carpetas canguro de fundas transparentes.

Las características de estas carpetas escaparate son idénticas a las carpetas portafundas convencionales con la excepción de sus dos bolsillos en la portada y el lomo. Gracias a ellos se puede introducir un documento impreso y personalizar la carpeta con el texto o la imagen deseada. Son similares a las carpetas Pardo Studio Style.

Las carpetas de fundas personalizables Studio Style de Pardo te permiten personalizar la portada. Las fundas interiores son con acabado cristal y de 90 micras de grosor. Están disponibles en cinco colores: negro, rojo, azul, verde y naranja. La carpeta Studio Style de Pardo se fabrica con diferente número de fundas: existen carpetas con 10, 20, 30, 40 ó 50 fundas. Las tapas son de plástico (polipropileno), semirrígidas y translúcidas. Las dimensiónes de la carpeta son: 325x245 mm. El grosor varía según el número de fundas que tenga la carpeta.

Fabricada en Zarauz por la empresa Plásticos Pardo. Tapas de polipropileno extra ranurado en cuatro vibrantes colores surtidos: azul, rojo, verde y naranja. Las fundas del cuaderno Studio Style son de polipropileno de alta calidad con acabado cristal de alta resistencia.

Tipos de carpetas escaparate con bolsa canguro

Las carpetas de fundas con bolsa personalizable (canguro) tienen menos variedad de modelos que las normales. Aquí puedes encontrar carpetas de 20 ó 40 fundas en dos colores (negro o azul). También existe otro modelo de gran capacidad que tiene un cajetín incorporado (100 fundas). Todas estas carpetas canguro son de fundas fijas (no las tenemos con fundas intercambiables y opción de personalización).

En todos estos artículos las fundas son de plástico transparente (polipropileno) de cuarenta micras de grosor con acabado cristal. Este acabado liso permite una mejor lectura del documento que la típica textura granulada (piel de naranja) que traen las fundas normales de oficina.

Otras carpetas de fundas

  • Sweetcolor: carpetas de fundas y tarifarios translúcidos y transparentes con portada de polipropileno translúcido de color transparente con portatarjeta. Fundas interiores de 80 micras de grosor con acabado cristal (permiten leer el documento con claridad). Disponible en siete colores de alta pigmentación: amarillo, naranja, verde, azul, lila, transparente o fucsia.​

Las carpetas de fundas con espiral, también conocidas como cuadernos portafundas, son una alternativa más cómoda a la tradicional carpeta de fundas fijas con lomo soldado. El inconveniente que presentan estas últimas es la imposibilidad de girar sus páginas completamente (en trescientos sesenta grados). La encuadernación mediante espiral permite doblar la carpeta sobre si misma en cualquier posición de página. Esto resulta especialmente útil y permite una visualización del cuaderno más cómoda.

¿Por qué comprar carpetas de fundas con espiral?

Los cuadernos portafundas se pueden utilizar para muchas aplicaciones: desde elaborar tarifas de precios, catálogos de productos, manuales de instrucciones, reportes o informes hasta álbumes de fotografías, portfolios de diseño gráfico, etc. La enorme combinación de formatos, colores y números de fundas te permite comprar carpetas de fundas con espiral que cubran perfectamente tus necesidades.

El número de fundas va desde las diez fundas hasta las ochenta, con intervalos de diez en diez fundas. La única excepción es la carpeta de setenta fundas, que no existe. Puedes elegir dos tamaños Din A4 o Din A5 (sólo de veinte fundas). Los colores de las cubiertas son los siguientes: azul, naranja. negro, rojo, verde o azul. Las carpetas de fundas con espiral de formato cuartilla no existen en color negro. La mayoría se cierran mediante gomas elásticas cruzadas del mismo color que la carpeta.

Ventajas de los cuadernos portafundas

La principal ventaja de los cuadernos portafundas es que se pueden plegar en 360 grados a diferencia de lo que sucede con las carpetas de lomo fijo que sólo se pueden abrir en 180 grados. Esto los hace mucho más manejables y cómodos.

Su unico inconveniente es que al no tener lomo no se puede identificar su contenido mediante una etiqueta o un rotulador permanente. Por esta razón si hay que guardar un buen número de ellos en una estantería es mejor optar por las carpetas de fundas tradicionales.

Las carpetas tradicionales de fundas fijas son más cómodas y compactas pero tienen un inconveniente importante. Si se desea eliminar o añadir una hoja es necesario reconstruir la carpeta casi en su totalidad (a partir del punto de modificación). Por ello cuando se prevea la necesidad de añadir, eliminar o reordenar las hojas del cuaderno es recomendable comprar carpetas de fundas extraíbles.

¿Por qué comprar carpetas de fundas extraíbles?

Son un poco más voluminosas debido a sus anillas y más delicadas (las hojas se pueden salir si no se manipula con cuidado). Pese a ello son una buena solución a la falta de flexibilidad de la tradicional carpeta portafundas. La carpeta escaparate de fundas intercambiables permite reorganizar el documento siempre que sea necesario con gran facilidad.

El mecanismo de funcionamiento es muy sencillo. Unas anillas de plástico retienen las fundas por medio de unas ranuras practicadas en las mismas. Cuando se desea cambiar el orden, añadir o retirar una hoja sólo hay que tirar un poco de la funda para separarla de la anilla. El tipo de retención es parecida a los botones de una camisa. Otra ventaja importante de la carpeta con fundas extraíbles es la construcción de cuadernos con un número de hojas a medida. Para ello se pueden eliminar el exceso de fundas o bien comprar e introducir fundas adicionales.

Las carpetas escaparate con sistema de fundas intercambiables son una alternativa a los archivadores de anillas metálicas con fundas multitaladro. Son más compactas y más cómodas de ojear aunque menos robustas: las fundas pueden desprenderse de la carpeta si no se tiene cuidado. Con las anillas metálicas es mucho más difícil que suceda.

Tipos de carpetas de fundas intercambiables

Las tenemos de marca Liderpapel con portada semirígida de plástico polipropileno en dos colores opacos: negro o azul. Incluyen veinte fundas y se pueden comprar bolsas de diez fundas adicionales por separado.

Hay 14 productos en la categoría Carpetas de fundas.