Plumas estilográficas de lujo

Plumas estilográficas de lujo, Caran d'Ache, Pilot y otras marcas. De paladio, rodio, laca china, oro o plata.

Estilográficas Léman Bicolor

Estilográficas Léman Bicolor

Diseño sofisticado. Con plumin recubierto de rodio

545.21 €
Plumas Pilot Retro URban

Plumas Pilot Retro URban

Escritura muy suave y deslizante

17.7 €
Estilográfica Waterman Allure Laca Azul

Estilográfica Waterman Allure Laca Azul

Cuerpo lacado en color azul. Plumín F

23.24 €
Pluma estilográfica Waterman Allure Negra

Pluma estilográfica Waterman Allure Negra

Plumín fino de acero y cuerpo de laca negra

23.24 €
Pluma Waterman Allure de laca roja

Pluma Waterman Allure de laca roja

Plumín de acero inoxidable trazo fino

23.24 €
Pluma Waterman Carene

Pluma Waterman Carene

Laca negra con detalles chapados en oro 23k

240.67 €
Plumas estilográficas Faber-Castell Piano Loom

Plumas estilográficas Faber-Castell Piano Loom

Cuerpo de metal pulido. Blanca o negra

30.75 €
Plumas fuente Caran d'Ache Ivanhoe

Plumas fuente Caran d'Ache Ivanhoe

Con textura de cota de malla. Negra o plateada

Desde 581.63 €

Información sobre estilográficas de lujo

Plumas estilográficas de lujo

Plumas estilográficas de diseño

La tradicional pluma estilográfica fue—hasta 1960 aproximadamente—el instrumento de escritura predominante en todo el mundo. Sin embargo, apartir de ese año, sus ventas empiezan a caer y poco a poco se abandona su uso. Las mejoras realizadas sobre el bolígrafo, que había sido inventado unos años atras, fueron las responsables de ello.

Los primeros bolígrafos de bola presentaban dos graves problemas: escapes de tinta y un flujo irregular. Las plumas estilógraficas, que contaban ya con más de cien años de "experiencia" en ese momento habían solucionado para entonces todos los problemas de ese tipo. Los primeros—y defectuosos—bolígrafos no pudieron quitarle cuota de mercado a la estilográfica. Pero tras solventar los problemas iniciales, sí que comenzaron a hacerlo y este hecho supuso la creación de un nuevo nicho de mercado: el de las plumas estilográficas de diseño, utilizadas ya no como útil de escritura cotidiano sino como un elemento de lujo.

Materiales utilizados para las plumas estilográficas de lujo

Con la conversión de la pluma estilográfica en elemento de escritura de lujo también se cambian los materiales utilizados para su elaboración. Hasta entonces la mayoría de estilográficas eran de ebonita. Uno de los primeros polímeros creados por el hombre (hecho a partir de azufre y caucho). La ebonita era un material duro, resistente, mecanizable e impermeable. Por sus cualidades resultaba ideal para fabricar plumas estilográficas.

Cuando marcas como Montblanc, deciden orientar la estilográfica hacia un mercado más selecto, también comienzan a sustituir la ebonita por otros materiales. Es así como poco a poco se introducen los materiales que se utilizan hoy para fabircar las estilográficas de lujo: acero, oro, rodio, paladio, fibra de carbono, maderas nobles, laca china, etc.

Finalmente, el resto de los fabricantes también orientan su producción hacia la creación de plumas estilográficas de lujo: Cross, Waterman, Parker, Pelikan, etc.

¿Cuándo fueron inventadas las plumas estilográficas?

La primera referencia histórica sobre un útil de escritura con depósito de tinta integrado es del siglo X. Se desconocen datos sobre la manufactura de esta primera estilográfica. El desarrollo de las plumas fue lento debido al uso de tintas con un alto número de impurezas. La primera patente de una pluma estilográfica fue la del inventor rumano Poenaru, un estudiante parisino. En 1827, Poenaru obtuvo la primera patente por la invención de su pluma estilográfica con cartuchos de tinta reemplazables.

La invención de un plumín de oro con punta de iridio y el uso de ebonita para construir el cuerpo de la pluma estilográfica fueron claves en el desarrollo de la estilográfica moderna. Las primeras plumas estilográficas con plumín de oro con iridio aparecieron hacia 1850. Más tarde, el canadiense Duncan MacKinnon y Alonzo T. Cross, de la hoy conocida marca de plumas estilográficas Cross, crearon una estilográfica con plumín hueco. Estas primeras plumas se usaron para diseño técnico hsata que, en torno a 1880, se comenzaron a producir en masa.

En 1907, Waterman comercializa una pluma de seguridad, con plumín retráctil que evita los escapes de tinta. A mediados del siglo XX las estilográficas continúan siendo el instrumento de escritura más usado, puesto que los bolígrafos eran poco efectivos, puesto que producian derrames de tinta, algo que sería corregido por Bic con la introducción de su modelo Bic Cristal. Al solucionar los escapes de tinta, las estilográficas comenzaron a perder su dominio, hacia 1960.

¿Es útil esta información?