Roller adhesivo

Para el pegado fácil, rápido y limpio de fotografías, cartulina o papel

El pegamento en cinta es cómodo y limpio. Tiene muchas aplicaciones, tanto en la oficina, como en el hogar. El formato del aplicador roller adhesivo es muy similar al de los correctores típex de cinta: una carcasa con dos rodillos conectados con engranajes con un tornillo de retroceso para eliminar atascos.

La principal ventaja del adhesivo en cinta es su rapidez. Simplemente se aplica una tira de pegamento sobre el soporte o sobre el material a pegar y en unos segundos queda fijado con seguridad. Otra cosa muy importante a tener en cuenta es que también dos tipos de pegamentos de cinta: permanentes o con adhesivo removible. Esto permite pegar y despegar todas las veces que sea necesario sin estropear los materiales (algo que no es posible cuando se emplea pegamento de barra o universal).

Aplicaciones del pegamento en cinta

Los adhesivos en formato roller se pueden utilizar para fijar fotografias sobre cartulina, para pegar carteles de papel sobre superficies de vidrio, metal o melamina; para hacer composiciones y montajes pegando algunas partes de documentos sobre otros soportes, etc. También se puede utilizar para manualidades infantiles y trabajos escolares.

Además de la rapidez y la facilidad de uso el pegamento en cinta es muy limpio (si lo comparamos con el pegamento de barra, con el que hay que tener cuidado para no sobrepasar los bordes y ensuciar el documento). Además su secado es instantáneo. En cuanto a inconvenientes la única pega que le encontramos a este formato de pegamento es que su precio es más caro que el de barra.

¿Te ha resultado útil esta información?

Más información