Pizarras de caballete y tableros para conferencias

Pizarras para bloc de papel o rotuladores con trípode o base de ruedas

Las pizarras de caballete son ideales para ubicar en las salas de conferencias de las empresas, también en academias para cursos de formación. Las pizarras rotafolios se pueden utilizar con blocs de papel o con rotuladores de borrado en seco. Los tableros de conferencia tienen dos tipos de superficies: superfice melaminada (la más económica) y superficie magnética que permite fijar documentos con imanes.

Leer más

Las pizarras de caballete son ideales para ubicar en las salas de conferencias de las empresas, también en academias para cursos de formación. Las pizarras rotafolios se pueden utilizar con blocs de papel o con rotuladores de borrado en seco. Los tableros de conferencia tienen dos tipos de superficies: superfice melaminada (la más económica) y superficie magnética que permite fijar documentos con imanes.

¿Por que comprar pizarras de caballete?

Una de las cualidades fundamentales de las pizarras de caballete es la posibilidad de ubicarlas en diferentes estancias. No importa si son pizarras con trípode (caballete) o modelos con ruedas. El desplazamiento de las mismas resulta muy sencillo. Por ello muchas oficinas aunque dispongan de una sala de conferencias suelen comprar alguna pizarra de este tipo como complemento. Existen supuestos en los que es más sencillo ofrecer una explicación rápida en un pequeño tablero con bloc de papel que habilitar la sala de conferencias específica.

Las pizarras móviles de conferencias con ruedas son aún más sencillas de trasladar. En la mayoría de los modelos es posible regular la altura del tablero para adecuarlo a la altura del ponente. Otro buen motivo por el que muchas oficinas deciden comprar una pizarra de caballete es por su polivalencia. Y es que algunos de los modelos permiten un doble uso: con rotuladores o con bloc de papel (rotafolios).

Tipos de pizarras de caballete y alternativas

Existen dos tipos de pizarras para conferencias: fijas y portátiles. Las fijas cuentan con un trípode que se puede plegar la mayoría de las veces. En cambio las portátiles suelen disponer de una base con cuatro o cinco radios con ruedas. Muy similares a las utilizadas en las sillas de oficina.

También existen algunas alternativas a estas pizarras. Por ejemplo con el trípode universal RD-8090 de Rocada podremos convertir una pizarra convencional en un modelo para conferencias. Las de trípode son mucho más baratas que las portátiles. No sólo por la falta de las ruedas sino porque su estructura es mucho más liviana.

Hay 7 productos en la categoría Pizarras de conferencia.