Pizarras de plástico

Las pizarras blancas de mano son buenas sustitutas de los tableros portapapeles con pinza. Siempre que no sea necesario conservar los apuntes son una opción aconsejable, puesto que evitan el gasto innecesario de papel. Algunas pizarras de mano tienen incluso superficie cuadriculada. Las que tienen superficie magnética son compatibles con imanes, borradores imantados, etc.

Pizarra de doble cara de 24x33 cm

Pizarra de doble cara de 24x33 cm

Lisa por un lado, cuadriculada por el otro
Oferta

7.6 € 7.86 €
Pizarra blanca de mano con rotulador 25x35 cm

Pizarra blanca de mano con rotulador 25x35 cm

Superficie magnética

13.6 €
Pizarra con marco de plástico 32x44 cm

Pizarra con marco de plástico 32x44 cm

Pizarra de mano grande

10.56 €

Información sobre pizarras de plástico

Información sobre pizarras de mano

Al igual que las pizarras blancas de pared son más sostenibles que los tableros de conferencia flipchart con bloc de papel, las pizarras de mano también brindan la ventaja del ahorro de papel. En este caso, este producto puede sustituir a las tablas con pinza que se usan para tomar apuntes en el aire.

Desde la invención del rotulador borrable en seco, este ha ido sustituyendo progresivamente a otros instrumentos de escritura. Primero fueron las tizas y los clásicos encerados verdes y negros de los colegios; después sustituyeron al clipboard, al ofrecer las ventajas de la superficie de pizarra blanca en formato pequeño; y en el futuro podrían sustituir incluso a los cuadernos de espiral, al menos para esos casos en los que no se requiere conservar los apuntes, esto gracias a los nuevos cuadernos con hojas de pizarra blanca.

Es común que las pizarras de mano sean de doble cara. Las marcas aprovechan para ofrecer una superficie cuadriculada o rayada por un lado, y una lisa por el otro. Así se disfruta del rendimiento de un cuaderno cuadriculado, una solución perfecta para tomar apuntes, y de un lienzo en blanco liso, ideal para ofrecer explicaciones o dibujar sin líneas que estorben. Todas ellas son ligeras y en la mayoría de los casos su superficie es de plástico, lo que simplifica su limpieza y las hace resistentes a la corrosión.

Para mantener la superficie de una pizarra de plástico en perfecto estado, se debe limpiar con una bayeta húmeda de microfibras u otro material blando; no se deben usar productos abrasivos como el estropajo de fibra verde, ya que araña la superficie y crea cierta porosidad en la cual quedarán después manchas de rotulador.

Usos y aplicaciones de las pizarras pequeñas de plástico

Esta pizarra tiene muchas utilidades en diferentes ámbitos. En oficinas, talleres, colegios, y también en el hogar, se puede usar para múltiples actividades.

En la oficina la pizarra de mano es útil para tomar apuntes en charlas y conferencias. En un taller de automoción, un mecánico experto puede usarla para darle indicaciones al aprendiz sobre cómo desmontar la rótula de un turismo. En el colegio se puede usar para hacer operaciones matemáticas, sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, sin necesidad de gastar papel; es decir, para dar clases de matemáticas sostenibles. En casa, un artista puede usarla para hacer bocetos de manos, una de las partes del cuerpo humano más difíciles de dibujar. Y, como en los casos anteriores, sin consumir papel.

En resumen, las pizarras de mano con superficie de plástico son muy versátiles. En ellas se puede escribir, dibujar, colorear, esquematizar y tomar apuntes. Son el sustituto perfecto del tablero con pinza.

¿Es útil esta información?