Plastificadoras de papel

Con las plastificadoras de papel Fellowes, GBC, Leitz y Q-Connect podrás proteger tus documentos de salpicaduras de agua y grasa. Te ofrecemos máquinas de laminar para uso doméstico y profesional para fundas de plastificar de diferentes espesores.

Plastificadora automática GBC Foton 30

Plastificadora automática GBC Foton 30

Oferta

817.86 € 736.08 €
Plastificadora Fellowes Júpiter A3

Plastificadora Fellowes Júpiter A3

Oferta

307.46 € 276.71 €
Plastificadora Fellowes Neptune A3

Plastificadora Fellowes Neptune A3

Oferta

222.47 € 199 €
Plastificadora Fellowes Pixel A4

Plastificadora Fellowes Pixel A4

Para fundas de 80 y 125 micras
Oferta

92.44 € 86.95 €
Plastificadora frío y caliente de 4 rodillos

Plastificadora frío y caliente de 4 rodillos

Oferta

129.01 € 116.11 €
Plastificadora A3 Fellowes Pixel

Plastificadora A3 Fellowes Pixel

Tiempo de calentamiento 3 minutos

119.1 €
Plastificadora A4 de 2 rodillos

Plastificadora A4 de 2 rodillos

Ideal para uso doméstico. Muy barata

48.75 €
Plastificadora de 75-125 micras A3

Plastificadora de 75-125 micras A3

Plastificadora muy económica para Din A3

63.19 €
GBC Fusion 3000L A3

GBC Fusion 3000L A3

Para documentos de hasta 297x420 mm

131.82 €

Información sobre plastificadoras

Las ventajas de una plastificadora de papel

¿Qué es una plastificadora? Una laminadora o plastificadora es una máquina de oficina que sirve para plastificar papel y, en algunos casos, cartulina. Al recubrir con plástico un folio, el documento queda protegido contra los líquidos y las manchas de grasa.

La mejor manera de preservar tus documentos. Por su naturaleza, el papel es sensible a las salpicaduras de agua, aceite, refrescos, café... Incluso los papeles más satinados son absorbentes y quedan permanentemente manchados cuando estas sustancias se depositan en la superficie. Recubrir tus documentos con plástico no solo los hace resistentes a los líquidos: también podrás limpiarlos con una bayeta húmeda para retirar manchas de grasa, barro, pintura, aceite...

Pero ¿qué utilidad tiene plastificar los documentos? ¿Por qué querría forrar con plástico mis archivos? Hay hojas de papel que por sus características necesitan ser protegidas para que soporten el uso que van a recibir. Una receta de cocina, un esquema mecánico para reparar un vehículo o un cartel que va a exponerse a la intemperie son algunos ejemplos que demuestran lo anterior. Estos y otros documentos de referencia se dañarán enseguida si no están plastificados. Los pósters, carteles o indicaciones de seguridad también son otros candidatos que deberían pasar por los rodillos de la plastificadora...

¿Qué plastificadora necesito?

Cualquier plastificadora puede plastificar un folio de papel estándar. No todas pueden hacerlo si se trata de cartulina. Y solo las mejores pueden recubrir los documentos con los plásticos más gruesos. Además, cuanto más profesional sea la plastificadora, menos tiempo te hará esperar antes de plastificar y durante el proceso. Entonces, ¿qué plastificadora necesitas?

Para plastificar los documentos, la plastificadora requiere fundas de plástico. La máquina derrite los bordes de la funda haciéndola pasar por rodillos calientes. Las más baratas solo tienen 2 rodillos; las profesionales pueden tener más de 4 rodillos. Cuantos más rodillos, más fácilmente funden el plástico. Eso quiere decir que podrás usar fundas más gruesas (los documentos quedan más protegidos) o bien plastificar materiales de mayor espesor (fotografías, cartulina).

¿Cuánto quieres esperar? El tiempo de precalentamiento es otro de los aspectos que influye en el precio de la máquina. Las más potentes tienen resistencias eléctricas de alto rendimiento que alcanzan antes la temperatura de trabajo.

¿Qué vas a plastificar? Las plastificadoras más económicas solo pueden alimentar documentos de tamaño A4 (folios). Las que admiten formatos A3 son más caras, pero sirven para ambos.

¿Cómo se plastifica en frío? Algunas de estas máquinas pueden plastificar en frio y en caliente. En frío no se usa la temperatura para derretir el plástico, de manera que se necesitan fundas autoadhesivas o rollos de film plástico con dorso adhesivo.

¿Ajustes automáticos? El grosor de la funda de plastificar es un parámetro que debe ser configurado en las plastificadoras domésticas orientadas a usuarios personales. Los modelos profesionales, en cambio, pueden ajustar este y otros parámetros automáticamente.

Y hablando de automatismos... La plastificadora profesional automática GBC Foton 30 no usa fundas, sino rollos de plastificar. Gracias a esta tecnología, desde su panel de control se pueden plastificar a la vez hasta 30 documentos con solo pulsar un botón. Es una máquina muy eficaz para oficinas que plastifican documentos de manera muy habitual.

¿Qué me ofrecen las plastificadoras de la marca Fellowes?

Fellowes es una marca americana especializada en máquinas de oficina y clasificación de documentos. Es una marca líder en plastificadoras y destructoras de papel. Sus modelos Venus, Saturn, Júpiter o Neptune pueden incluir todas o algunas de las siguientes tecnologías.

AutoSENSE. Simplifica la configuración de la plastificadora gracias a un sensor que detecta automáticamente el espesor de la funda. Ajusta la temperatura para conseguir una plastificación óptima

Feed IQ. Sistema inteligente de alimentación que indica el momento de insertar el siguiente documento

Tracking System. Se anticipa a los atascos al trazar la posición de la funda. En el momento de detectar un posible atasco, la funda retrocede automáticamente

Ahorro de energía. La plastificadora se apaga automáticamente tras superar el periodo de inactividad

Libre de atascos. Es un sistema manual que permite resolver atascos. Mediante un botón, se puede hacer retroceder a una funda mal alimentada

InstaHEAT. Tecnología que incluyen las plastificadoras más potentes cuyas resistencias eléctricas alcanzan la temperatura necesaria de trabajo (tiempo de precalentamiento) en 30-60 segundos (según el modelo)

Las plastificadoras Fellowes son fáciles de usar: basta con alimentar el documento y pulsar un botón para plastificarlo. Algunos de los modelos incluyen una bandeja de salida que ayuda a evitar que el documento se deforme en el enfriamiento. Según su número de rodillos (2, 4, 6) pueden admitir fundas de hasta 250 micras. Las más potentes están preparadas para soportar el uso intenso en oficinas y copisterías.

¿Es útil esta información?