Quitagrapas de oficina

Extraegrapas clásico de pinza para las grapas cortas o profesionales de tenaza para las grapas largas

Los clásicos quitagrapas de oficina. Puedes elegir entre el clásico extraegrapas de pinza, el sacagrapas Petrus® 110—un modelo con formato tijera, más cómodo de utilizar—o los quitagrapas profesionales de construcción 100% metálica.

Leer más

Los clásicos quitagrapas de oficina. Puedes elegir entre el clásico extraegrapas de pinza, el sacagrapas Petrus® 110—un modelo con formato tijera, más cómodo de utilizar—o los quitagrapas profesionales de construcción 100% metálica.

Los quitagrapas de oficina, también conocidos como sacagrapas o extraegrapas, se utilizan para retirar las grapas de los documentos sin estropear el papel. La mayoría de ellos funcionan mediante mecanismo de pinza. Este método es rápido y efectivo. Son los más vendidos pero también existen modelos como los de lápiz o los de tenaza con características especiales.

¿Cómo elegir el quitagrapas adecuado? Los tipos de quitagrapas

La elección correcta del extraegrapas resulta imprescindible para ejecutar la tarea con la máxima celeridad y sin estropear los documentos. No importa si los documentos están unidos mediante el sistema de grapado permanente (el de toda la vida) pero la tarea resulta mucho más fácil si los documentos se grapan con el sistema temporal. Se recomienda hacerlo así cuando se prevea la necesidad de retirar las grapas más adelante. No obstante cualquier quitagrapas es capaz de eliminar sin problema ambos tipos de grapado.

En general la mayoría de las ocasiones es suficiente con elegir un quitagrapas tradicional, son los más económicos y funcionan bastante bien. Eliminan de forma rápida y sencilla cualquier tipo de grapas sin importar el grosor o la longitud de sus patillas.

Los quitagrapas profesionales de tipo deslizante

Si la buena conservación del documento es una prioridad entonces lo más conveniente es comprar un quitagrapas deslizante—conocido también como quitagrapas de cuchara. Estas herramientas estropean menos el papel aunque como contrapartida requieren algo más tiempo para la eliminación de la grapa. Su cualidad principal es el diseño con boca en forma de placa plana. Esta placa se introduce con cuidado entre la grapa y el papel para ahuecar un poco la grapa y establecer una pequeña holgura. Este paso previo es el que evita dañar el papel. Posteriormente, se utiliza el mecanismo de palanca para completar la extracción.

Si tenemos documentos grapados con el sistema tradicional o permanente con un quitagrapas profesional deslizante dañaremos menos el documento. Un buen modelo es el Rexel® Sanson. Este extraegrapas tiene una lámina metálica que se desliza con mucho cuidado bajo la grapa. La zona de contacto con el documento es mínima y no se roza el papel de la manera en la que lo hacen los de pinza. Con este útil y un poco de paciencia podemos retirar la grapa dejando el documento intacto.

Los de tenaza: los más eficientes

Si lo que estamos buscando es la velocidad entonces no hay duda. Los más eficiente son los extraegrapas de tenaza tipo Unizack. Se recomiendan para cuando hay que procesar un gran número de documentos. Las empresas de gestión documental y de archivo permanente de documentación suelen preferir estos modelos debido al enorme volúmen de hojas que han de manipular.

Marcas, calidades y modelos de quitagrapas

Algunas de las marcas que puedes comprar en nuestra tienda son: Q-Connect (es una marca blanca muy barata), Petrus y Rexel Samson. El quitagrapas profesional Unizack es el mejor valorado para extraer las grapas con rapidez. Es un modelo de alto rendimiento. Para dañar lo menos posible la hoja el mejor es el Rexel® Samson—muy adecuado gracias a su lámina deslizante que abre el camino sin marcar el papel.

¿Cómo eliminar las grapas sin estropear los documentos?

En primer lugar, siempre que sea posible se debe utilizar el llamado "grapado temporal" para coser aquellos documentos de los cuales haya luego que extraer las grapas. Este tipo de grapado facilita mucho la extracción por varios motivos.

El ángulo de cierre de la patilla de la grapa es más abierto y hacia el exterior, lo que facilita mucho la salida de la grapa. Además la longitud de la patilla plegada es menor. Con este sistema y cualquier quitagrapas el daño en los documentos será muy reducido.

Por último existen numerosas ocasiones en las que no tenemos un quitagrapas a mano. Se puede hacer de la siguiente manera. Se necesita un destornillador plano de precisión, una cuchilla plana o una lámina de plástico duro. La deslizaremos sobre el papel bajo las patillas de las grapas y las doblaremos hacia arriba. Sólo nos queda dar la vuelta al documento y extraer la grapa con el mismo útil.

Hay 4 productos en la categoría Quitagrapas.