Reposapiés ergonómicos para la oficina

Reposapiés regulables en altura o inclinación, con efecto masaje, calefacción, etc.

Mantenerse estático en la misma posición durante horas puede producir problemas de espalda, tensión muscular y molestias en las piernas. El uso de un reposapiés, situado a la altura correcta, mejora la ergonomía y reduce la tensión muscular. También puede mejorar la circulación sanguínea y aliviar los dolores de espalda.

Leer más

¿Qué reposapiés comprar? ¿Efecto masaje? ¿Ergonómicos?

Para que el estos soportes desempeñen bien su función, es importante mantener una postura correcta del cuerpo y regular correctamente el ángulo de inclinación y la altura. Los pies deben descansar sobre la bandeja sin que las piernas queden ni muy flexionadas ni demasiado estiradas. No todos los modelos ofrecen las mismas posibilidades de ajuste. Frecuentemente, los reposapiés más baratos permiten regular la altura o la inclinación, pero no ambas.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar un reposapiés es el tamaño del mismo. Su superficie debe ser lo suficientemente amplia para que podamos cambiar la posición de los pies si lo deseamos. Es decir, no debe debería ser demasiado pequeño. Además es imprescindible que su base cuente con algún tipo de revestimiento antideslizante (goma o caucho). Si el reposapiés no mantiene su posición en el suelo su uso no sirve de nada.

La superficie de algunos modelos tiene "efecto masaje". Son unas pequeñas bolas que están diseñadas para favorecer la circulación de la sangre en las piernas. No es seguro que esto sea demasiado efectivo. Mucho más importante es que el reposapies sea ergonómico. Estos elementos deben fomentar y favorecer en todo momento la postura correcta del usuario. Hay que recordar que el propósito de estos soportes no es otro que eliminar la tensión muscular que produce el que las piernas se queden colgando de la silla. El diseño de un buen modelo ergonómico no deja ningun detalle al margen. En su diseño se tiene en cuenta la forma de su estructura, su curvatura y su ángulo de inclinación para que resulte lo más confortable posible.

¿Son mejores los reposapiés de plástico o los de metal?

Los mejores reposapiés son los de acero, revestidos con caucho, goma, plástico o moqueta. Cuanto más pesada y robusta sea su estructura, mayor será la estabilidad del mismo. Como ya se apunto antes, para que su función sea efectiva no debe desplazarse al poner los pies. Los modelos de metal ya son pesados de por sí y es menos probable que se muevan. En los de plástico se suele recurrir a revestimientos antideslizantes para conseguir esto mismo.

Finalmente, existen algunos reposapiés profesionales con calefacción. Estos modelos premium incluyen una pequeña resistencia eléctrica y un ventilador. Tienen varios niveles de potencia para mantener una temperatura agradable. Las mejores marcas son Fellowes y 3M. Una marca que tiene una buena relación calidad/precio es Q-Connect.

Ayudanos a mejorar: ¿te ha resultado útil esta información?

Hay 12 productos en la categoría Reposapiés.