Tubos portaplanos de cartón o de plástico para el envío de planos o pósters enrrollados

Puedes comprar los tubos portaplanos en varias medidas: desde Din A4 hasta Din A0

Los tubos de envío de cartón tienen tapones de plástico. Los tubos portaplanos de plástico tienen dos partes cilíndricas que entran una dentro de otra. Ambos sirven para la protección y el envío de documentos enrollables como pósters o planos o carteles. Existen los siguientes diámetros de tubo: 40, 60 y 80 mm

Leer más

Los tubos de envío de cartón tienen tapones de plástico. Los tubos portaplanos de plástico tienen dos partes cilíndricas que entran una dentro de otra. Ambos sirven para la protección y el envío de documentos enrollables como pósters o planos o carteles. Existen los siguientes diámetros de tubo: 40, 60 y 80 mm

¿Por qué comprar tubos portaplanos?

Las opciones para enviar un póster o un plano de grandes dimensiones no son muchas. Salvo que se encuentre enmarcado lo mejor es enrrollarlo y mantenerlo cerrado por medio de unas gomas elásticas. Un tubo de envío es la mejor opción para transportarlo o enviarlo por correos. Los tubos portaplanos también son conocidos como tubos portapóster.

Existen tubos de cartón rígido muy resistente con tapones de plástico. También existen tubos portaplanos de plástico (polietileno) que ofrecen una mejor protección contra la humedad. Estos últimos los tienes en cinco colores: azul, negro, rojo, gris o verde.

¿Qué tamaños tienen los tubos portaplanos?

Las longitudes de los tubos pueden ser: 430 mm (formato A3 y A4), 610 mm (formato A2 y A1), 720 mm ó 1070 mm (formato A1 y A0). No existe un modelo para cada medida Din. Los saltos van más escalonados. Por ejemplo el más pequeño tiene cuarenta y tres centímetros y sirve para A3 y A4; la siguiente medida para A2 y A1, etc. El más grande de todos tiene una longitud de 107 cm y sirve para introducir un Din A0 enrollado a lo largo.

Manualidades con tubos de cartón y otras utilidades que se le pueden dar a los mismos

Aunque no están ideados para ello muchas personas los utilizan para realizar manualidades escolares. Por ejemplo puedes construir un periscopio realizando dos cortes en sendos extremos e introduciendo dos espejos enfrentados. O tal vez puedes pegar un monton de tubos entre sí y fabricar un botellero. También te puede servir como estructura cilíndrica para una lámpara o como tronco de árbol. La verdad es que sirven para muchas cosas, sólo hay que tener un poco de espíritu creativo y utilizar la imaginación para conseguir manualidades increíbles con tubos de cartón.

Otros usos que pueden recibir es como contenedor cilíndrico. Córtalo a la medida y te servirá para guardar rotuladores o lápices, pajitas de plástico para beber, o cualquier otro objeto alargado que se te ocurra. La ventaja de utilizar los cilindros portaplanos como contenedor es que no tienes que fabricar la tapa: ya las tienes hechas.

Hay 6 productos en la categoría Tubos de envío.