Fástener y encuadernadores sencillos de documentos

Con los encuadernadores de latón sencillos y dobles (tipo fástener) podrás archivar tus documentos fácilmente.


Fásteners y encuadernadores para archivar documentos

Todo documento atraviesa por varias etapas a lo largo de su vida. En un primer momento, cuando están más activos, es importante que estén accesibles. Las carpetas de anillas y los archivadores de palanca son útiles en esta fase.

Con el paso de los meses, ya no se consultan los archivos con la misma frecuencia pero aún deben conservarse. En ese momento se procede al archivo definitivo de la documentación, el cual libera los archivadores y carpetas para los documentos vivos. Pues bien, para agrupar los documentos en las cajas de archivo definitivo se pueden usar fásteners y encuadernadores de latón.

Los encuadernadores sencillos tienen dos pequeñas lengüetas que se meten a través del taladro del documento. Al doblar sus puntas, el papel queda sujeto. En cambio, los fásteners constan de dos partes. La base, que incluye dos lengüetas metálicas, es donde metes las hojas a encuadernar. La otra pieza es un compresor metálico que retiene estas lengüetas y las mantiene cerradas gracias a sus anillas deslizantes. También existen algunos mecanismos fástener fabricados con plástico e incluso algunos modelos autoadhesivos.

¿Es útil esta información?