EPIs: equipos de protección individual

Mascarillas de protección respiratoria, tapones auditivos, guantes, etc.

Los EPIs o equipos de protección individual son aquellos elementos que tienen como finalidad la protección del trabajador frente a riesgos para la salud o la seguridad. En ofistore puedes comprar EPIs habituales como los guantes, las mascarillas y los reductores de ruido para los oidos.

La utilización de equipos de protección individual es obligatoria siempre que no pueda eliminarse el riesgo para la salud. Las mascarillas desechables de protección respiratoria son de uso obligatorio cuando no se puede eliminar el riesgo para el trabajador ─lo que tendría prioridad. Existen varios grados de protección regulados bajo normativa UNE que definen la clase de protección según el tipo de partícula: polvo común o tóxico, asbestos, partículas de líquido ordinario o volátiles, etc. Se deben comprar epis adecuados para cada clase de riesgo.

Comprar EPIs (equipos de protección individual)
EPIs: máscarilla, pantall, guantes, rodilleras, cascos auditivos

Comprar EPIs

En ofistore puedes comprar EPIs de todo tipo: desde mascarillas, hasta guantes y cascos auditivos. Con la excepción de los modelos más basicos de máscara, aptos sólo para aplicaciones domésticas de bajo riesgo, la mayoría de las mascarillas desechables disponen de tira o adaptador de ajuste nasal y facial. Es el tipo de partícula al que va a estar expuesto el trabajador lo que determina el grado de protección y el material empleado por la mascara autofiltrante. Existen ademas varias posibilidades según su forma: plegables o moldeadas. Aunque las primeras ocupan menos espacio cuando no se usan las segundas se adaptan mejor a la cara.

Grados de pr​otección definidos en la norma UNE-EN 149:2001+A1:2010

Estos son los grados de protección definidos por la normativa UNE en vigor, encargada de regular los requísitos mínimos que deben cumplir las mascarillas autofiltrantes para la protección laboral. El parámetro más importante que definen es el porcentaje de fuga (cuantas partículas logran superar la barrera de la máscara). Es el inverso del porcentaje de filtración (cuantas quedan atrapadas).

  • Mascarillas FFP1: son las que menos filtran y son aptas para polvos de baja peligrosidad, no tóxicos. Sirven para cortar materiales de construcción hechos de cemento, ladrillo, piedra o cerámica. También están aprobadas para los trabajos de metalurgia con acero, vidrio, porcelena o industria textil. Su porcentaje de filtración mínimo es del 78%.
  • Mascarillas FFP2: es el segundo grado de protección, además de proteger contra las partículas cubiertas por las FFP1 también protegen contra líquidos no volátiles, siliconas, asbestos (amianto), aceites y humos de zinc o acero. La estructura de su material es mucho más cerrada y realizan una filtración mecánica mucho más efectiva también de las particulas de menor peligrosidad (polvo doméstico). El porcentaje aproximado de filtración es del 92%.
  • Mascarillas FFP3: este es el grado de protección requerido para las mascarillas de protección cuando el trabajador vaya a estar sometido a polvo tóxico, fibras de asbestos, cadmio o plomo y especialmente cuando exista riesgo biológico como bacterias o virus (trabajos en hospitales, laboratorios, etc.). Son las que tienen la mayor eficiencia de filtración: un 98% (sólo un dos por ciento de fuga hacia el interior).

Otros EPIs: guantes y desechables y tapones auditivos

En ofistore también puedes comprar epis para la protección de las manos. Los guantes desechables son muy útiles para realizar labores de limpieza sin dañar la piel de las manos. También son ideales para pintar o manipular máquinaria y evitar mancharnos de grasa. Los de nitrilo son más resistentes que los de látex y además ocasionan menos problemas de alergias. Resulta útil tener algún par de estos guantes azules de nitrilo en la oficina o en el hogar. Antes o después se terminan utilizando. Asegúrate de elegir bien tu talla.

Por último te ofrecemos la posibilidad de comprar epis para la para la protección de los oídos. Los tapones auditivos al igual que otros EPIs (equipos de protección individual) son obligatorios cuando el riesgo para el trabajador no puede eliminarse. La mayoría de los tapones auditivos están fabricados con espuma de poliuretano de expansión lenta. Proporcionan una presión equilibrada y bien distribuida que garantiza un sellado óptimo.

El nivel de atenuación de ruido aproximado que proporcionan es de 36 dB. Hay que tener en cuenta que los tapones de protección auditiva interiores protegen menos que los auriculares exteriores y además pueden causar complicaciones ya que pueden empujar la cera dentro del canal auditivo. Ademas si la tarea que se debe realizar hace que los tapones se salgan su uso puede acabar resultando muy incómodo. En estos casos es mejor, y además es más segura, la protección mediante cascos de protección auditiva.

¿Te ha resultado útil esta información?

Más información