Lámparas de sobremesa

Tres tipos de luminaria: LED, halógena o tubo fluorescente

La correcta iluminación del espacio de trabajo es imprescindible para poder realizar la actividad de manera agradable. Una mesa bien ilumanada ayuda a mantener la atención y concentrarse en lo que se está haciendo. Para ello se puede comprar una lámpara especial de sobremesa.

¿Qué lampara de sobremesa comprar?

Con la desaparición de la clásica bombilla incandescente quedan tres tipos de lámpara disponibles: los nuevos modelos con bombillas tipo LED (diodo emisor de luz), los tradicionales modelos fluorescentes y las lámparas halogénas. Las lámparas LED son sin duda las que menos consumen de todas. Además su bombilla es la más longeva. En muchas ocasiones ni siquiera incluyen una bombilla reemplazable. En esos casos significa que la luminaria está preparada para soportar toda la vida útil de la lámpara.

En cuanto a las lámparas tradicionales de escritorio halogénas o fluorescentes hay que tener en cuenta que el tono de iluminación (la temperatura del color) es muy diferente. Las halogénas emiten una luz muy cálida, similar a la solar, con un alto índice de reproducción cromático. Lo que quiere decir que los objetos iluminados bajo esta luz mantienen un su espectro de color y no quedan alterados por la tonalidad de la misma. En cambio la fluorescente es una luz fría, con peor reprodución cromática (los objetos se ven algo azulados y ciertos colores no se reproducen de forma fiel a la realidad). Es una luz de peor calidad que la halógena que tiene la ventaja de ser mucho más económica ya que los lúmenes emitidos por vatio son mayores. El lúmen por vatio es una medida empleada para comparar diferentes luminarias y determinar su coste.

Algunos modelos incluyen diferentes niveles de iluminación o bien un regulador de intensidad. Esto permite alternar el nivel de iluminación del espacio del trabajo para adaptarlo a diferentes actividades. Algunos modelos incluyen una lupa de gran tamaño y son especialmente adecuados para actividades que demandan una alta precisión como los trabajos de soldadura electrónica. Determinar bien cuales son las necesidades del escritorio, cuál es la temperatura del color deseada y saber el número de horas que estará encendida la lámpara son las claves para comprar un modelo adecuado, tanto si es para la oficina, como para el taller o simplemente para casa.

Modelos de lámparas de sobremesa

Existen varias tipologías de luminarias. Algunas tienen pantallas inclinables con brazo de aluminio y cristal antirreflejante. Otras, en cambio tienen una base fija y sólo el cabezal es orientable. Es común el uso de interruptores que permiten regular el nivel de intensidad lumínica.

Las bombillas más utilizadas actualmente son las halógenas de 12 voltios y las de LED. Las de bajo consumo y las fluorescentes han caido en desuso al no aportar ya ninguna ventaja: la luz es de peor calidad que en las de LED y el consumo eléctrico similar o superior.

Algunas de estas lámparas incluyen un cabezal con lupa y luz. En estos casos se suele incluir asimismo una tapa para inutilizar la lupa. Por ejemplo, para usarla sólo como lámpara. Estas luminarias son muy útiles en talleres de electrónica o veterinarios. Son ideales para los trabajos soldadura electrónica en los que hay que trabajar con piezas de tamaño muy reducido y es necesaria una alta precisión.

Otra opción, algo más exótica, es la lámpara con mordaza. En este caso se monta la luminaria sobre una pinza de metal que se fija a la mesa mediante una palomilla o tornillo. Son lámparas elegantes que aportan una ventaja: no ocupan espacio en la mesa.

Las luces que más confort visual producen son las LED cálidas. Especialmente si se puede regular la intensidad y dirección de la luz. Son perfectas para la lectura y se consiguen estancias bien iluminadas con una temperatura de color muy agradable.

Otras lámparas incluyen conectores USB para la recarga de smartphones y tabletas digitales.

Finalmente las lámparas de tres LEDs proporcionan luz asimétrica para evitar la fatiga visual. Un ejemplo es la lámpara diseñada por Patrick Jouffret. Una luminaria con un módulo de 12 LEDs de última tecnología, fácilmente sustituible. Iluminación asimétrica para evitar los reflejos y limitar el contraste excesivo.

¿Te ha resultado útil esta información?

Continuar leyendo...

Hay 16 productos en la categoría Lámparas.