El mejor material de oficina para teletrabajar desde casa

¿Qué material de oficina se necesita para teletrabajar? Los cuatro elementos obligatorios son una buena mesa, una conexión a internet rápida, un ordenador y una silla de oficina cómoda.

Después, y según las necesidades concretas de cada caso, se pueden requerir, además, otros dispositivos como la impresora o el escáner, archivadores, carpetas, folios, etcétera. Si tienes que adaptar un rincón de tu casa para teletrabajar, aquí tienes unos cuantos consejos. Siguiendo los enlaces sugeridos podrás comprar los materiales en nuestra tienda online de materiales de oficina.

Oficina doméstica para teletrabajar

Dedica una estancia separada siempre que te sea posible

Habilitar un espacio aislado como oficina para el teletrabajo es casi siempre la mejor opción. Hay argumentos importantes a favor de esta medida. Primero, te concentrarás mejor. Segundo, amueblando la estancia como una oficina serás más eficiente. Tercero, al final de la jornada podrás «marcharte de la oficina» y desconectar.

Decora tu espacio de trabajo con colores suaves que te aporten calma

Los colores llamativos y vibrantes te pueden distraer, en cambio, con colores pastel consiguirás un ambiente más relajado que te aportará calma. Puedes usar tonos tierra y plantas para mejorar la decoración de tu oficina. Además, gracias a la evapotranspiración, las plantas refrescan ligeramente el ambiente y evitan que se reseque. Vas a pasar una jornada entera en tu nueva oficina, de manera que tiene que ser lo más cómoda y agradable posible.

Usa una silla de oficina apropiada para sentarte frente a la pantalla

Es un error usar una silla de comedor o cualquier otro asiento doméstico que no sea suficientemente ergonómico para una jornada laboral completa. Lo mejor es usar una silla de oficina con asiento regulable en altura y respaldo inclinable. Las sillas con mecanismo sincronizado acompañan el movimiento natural de la espalda y pueden ayudar a reducir el dolor de columna y articulaciones.

La pantalla debe quedar a la altura de los ojos. Si tus pies no llegan fácilmente al suelo, deberás usar un reposapiés.

Mantén el orden en tu escritorio con bandejas y organizadores de material de oficina

Las bandejas apilables de correspondencia te ayudarán a que tu mesa esté despejada. Usa los organizadores de pequeños elementos de papelería para tener las grapas, clips, bolígrafos, tijeras y gomas elásticas siempre a mano. Asegúrate también de tener notas adhesivas o un bloc de notas en los que anotar los avisos telefónicos, recordatorios o tareas pendientes.

Los bolígrafos, mejor si son de gel.

Si escribir forma parte de tu jornada laboral, asegúrate de comprar bolígrafos de escritura fluida. Los de tinta líquida o gel son los que ofrecen una mayor suavidad de trazo. También puedes optar por plumas estilográficas: las recargables son cada vez más baratas; la marca de útiles de escritura Pilot produce plumas desechables muy económicas y efectivas.

Los bolígrafos cuya tinta está basada en aceite, como los Bic Cristal, son poco recomendables para escribir durante horas. Con ellos tu mano tiene que hacer un esfuerzo mucho mayor y te fatigarás enseguida.

Las pizarras blancas también son útiles en la oficina doméstica

Tenemos asociadas las pizarras blancas para rotuladores a los colegios, institutos y oficinas, pero también son muy útiles en casa. Si tu trabajo es creativo, nunca sabes cuándo te va a llegar la inspiración. Cuando lo haga, anota la idea en la pizarra antes de que se te esfume de la cabeza. Las pizarras también son útiles para establecer un horario, organizar las tareas de la semana o tener a mano un calendario en el que anotar los eventos más importantes.

¿Qué pizarra blanca comprar? Las que tienen marco de madera y superficie de melamina son las más baratas. Si eliges una con tablero vitrificado y marco de aluminio, te durará muchos años. En las magnéticas podrás fijar papeles y dejar adherido a su superficie el borrador, siempre que su base esté imantada. En cuanto a los rotuladores, los puedes escoger con punta biselada o cónica y en varios grosores de trazo.

Habilita un espacio multifuncional

Tener un despacho dedicado como oficina no siempre es posible. Pero hoy existen alternativas para habilitar un espacio multifuncional en el que teletrabajar.

Puedes usar mamparas para aislar un espacio de tu salón. Hay quien prefiere usar cortinillas, biombos o una estantería con libros. En cualquier caso, delimitar la oficina sigue siendo una buena idea. Escoge preferiblemente un lugar con luz natural, pero asegúrate de que el sol no te deslumbre. Tampoco debe incidir directamente en la pantalla, pues ello puede producir fatiga visual.

Usa una estantería para organizar los archivos

Si al teletrabajar necesitas almacenar archivos, necesitarás un extra de material de oficina. En primer lugar, una grapadora y perforadora de papel, pero también habrás de contar, en segundo lugar, con el espacio que ocuparán los archivadores, carpetas y resto de materiales para la organización de documentos. Tercero, necesitarás separadores de pestañas para organizar las carpetas. Y, cuarto, las propias carpetas, que pueden ser colgantes o de anillas, o incluso con fundas, si tienes que consultar documentos de manera frecuente.

No te olvides de la destructora de papel

Las leyes vigentes de protección de datos personales obligan a la destrucción de los documentos de manera apropiada según el grado de confidencialidad de estos. Afortunadamente, ya existen destructoras de papel domésticas que pueden triturar los folios en partículas muy pequeñas (nivel de seguridad), sin que ello se traduzca en una máquina demasiado voluminosa.

La crisis COVID-19 ha tenido algunas consecuencias inesperadas. El teletrabajo, que se veía como algo puntual, se ha tenido que implementar de manera acelerada en estos meses; lo paradójico, es que en muchos casos ya no será necesario regresar al puesto físico, sino que se podrá seguir teletrabajando desde casa. Si es tu caso, esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad.

Información relacionada