Tapas para encuadernación en formato Din A3 o Din A4

De plástico -opaco o translúcido- y de cartón, con gran variedad de texturas y colores

Las tapas o portadas para encuadernar se utilizan como primera y última hoja de las encuadernaciones realizadas con espiral metálica o canutillo plástico. Están disponible en una diversa gama de materiales, texturas, grosores, colores y formatos. Las más habituales son las de plástico transparente -utilizadas como portada- y las de plástico opaco o cartón -empleadas como cubierta posterior-.

Leer más

Las tapas o portadas para encuadernar se utilizan como primera y última hoja de las encuadernaciones realizadas con espiral metálica o canutillo plástico. Están disponible en una diversa gama de materiales, texturas, grosores, colores y formatos. Las más habituales son las de plástico transparente -utilizadas como portada- y las de plástico opaco o cartón -empleadas como cubierta posterior-.

¿Por qué comprar tapas para encuadernación?

Las tapas para encuadernación se pueden utilizar como portada y contraportada. Protegen los documentos a la vez que ofrecen una imagen elegante del cuadernillo. Puedes comprar las tapas para encuadernación en dos formatos: Din A4 (210x297 mm) o Din A3 (297x420 mm). Existen diferentes calidades de tapas en las que varía el material empleado para su fabricación así como el grosor y el color (y obviamente el tamaño). Dentro de las portadas de plástico las más baratas son las de polipropileno. Las de PVC son, en cambio, más resistentes y duraderas. Otra opción muy extendida son las de cartón rugoso, mucho más gruesas que las primeras.

El grosor de las cubiertas para encuadernar se indica en micras (µ). Una cubierta delgada tiene unas 200 micras (0.2 mm), las más gruesas pueden tener unas 700µ (0.7 mm). Todas ellas se pueden utilizar sin problemas en cualquier máquina encuadernadora tanto de canutillo plástico como de espiral metálica.

Tipos de tapas de encuadernación

Un elemento con el que juegan los fabricantes de tapas de encuadernación para ofrecer más modelos sin variar los materiales es con su textura. Por ejemplo las portadas plásticas pueden tener textura lisa, rayada u ondulada. En las de cartón también las podemos comprar lisas, rugosas o con textura símil piel.

En cuanto a los colores tenemos dos alternativas. La gama de tonos translúcidos y los opacos. Las de cartón lógicamente siempre serán opacas por la naturaleza del material. Es en las de plástico en las que podremos elegir colores como el ahumado o el transparente así como diversos colores translúcidos.

Hay 39 productos en la categoría Tapas de encuadernar.