Típex líquido

Aquí puedes comprar típex líquido tradicional en bote con aplicadores de espuma o en formato lápiz. Una alternativa más cómoda al corrector líquido son las cintas correctoras, también conocidas como típex de cinta. (Ver también: bolígrafos borrables).


Típex

Características del corrector típex líquido

Aunque en la actualidad se utiliza más el típex de cinta, en muchas ocasiones el bote de típex resulta de mucha utilidad, especialmente, cuando el defecto a corregir es muy pequeño. Además, la nueva fórmula del líquido corrector ya no se seca en el bote, como sí ocurría con los primeros correctores. Asimismo, su espuma aplicadora permite rectificar con gran precisión sobre el papel.

Los correctores líquidos en formato lápiz permiten realizar correcciones pequeñas con comodidad. Debido al diseño de su punta se suelen utilizar para pequeñas correcciones dejando los correctores en bote para zonas de correción mas extensas.

¿Cúal es el origen del típex?

Típex procede de la palabra Tipp-Ex, una marca comercial. El Tipp-Ex original se utilizaba para realizar correcciones de letras en máquinas de escribir. Eran unas pequeñas hojas con recubrimiento especial que se interponían entre la máquina y el papel. Para utilizarlas se tenía que teclear de nuevo la letra a corregir. El impacto de la pieza con la hoja de Tipp-Ex transfería el producto al papel y de esta forma se eliminaba la letra no deseada.

Botes de tipex
Típex corrector barato (Q-Connect) y UHU

Posteriormente el lanzamiento de la versión líquida alcanzó gran popularidad y se empezó a utilizar en la mayoría de las oficinas para la corrección de textos escritos a mano. En algunos lugares el producto también se conoce como papel líquido debido a la marca comercial liquid paper.

Algunas curiosidades sobre el típex

¿Qué es el disolvente de típex?

Los primeros líquidos correctores se secaban rápidamente cuando eran expuestos al aire. Si el bote permanecía mucho tiempo destapado el producto se endurecía. Por este motivo era muy habitual comprar disolvente de típex junto con el líquido corrector, el cual también estaba fabricado por la empresa Tipp-Ex. Añadiendo unas gotas del mismo y agitando con fuerza se recuperaba la fluidez original. Las nuevas fórmulas de típex ya no presentan este problema y el disolvente ya no se vende.

¿Qué son las chuletas de típex?

Se trata de un truco que usan los estudiantes vagos para aprobar exámenes sin estudiar. Esta técnica de copia se basa en sustituir la etiqueta original del típex por una que contiene la chuleta con las fórmulas o el texto que se precise para aprobar el examen.

Para fabricar la chuleta de típex, el alumno vago quita con cuidado la etiqueta y la escanea. Después, pega encima de las indicaciones de uso, o las medidas de seguridad del líquido corrector, el texto de su chuleta. Es vital que el color de fondo del texto y la tipografía coincidan con las del bote de típex. Así, el inofensivo bote de típex pasará desapercibido para el profesor. Para los estudiantes más vagos, existen páginas en las que descargar plantillas de chuletas para imprimirlas más fácilmente.

¿Son efectivas? Para algunos alumnos es un método eficaz, otros consideran que el esfuerzo no vale la pena. Hay estudiantes que prefieren usar el bolí de las chuletas (ver Pilot G-TEC-C4). Este bolígrafo es uno de los que tienen el trazo de escritura más fino, lo que permite escribir gran cantidad de información en poco espacio. Por supuesto, los estudiantes honestos no usan ningún tipo de chuleta.

¿Es útil esta información?