Archivadores de oficina

De cartón forrado o de plástico. En formato A4 o folio. Con Rado, portaetiquetas y ollao según el modelo.

Los archivadores de oficina son la opción más sencilla para clasificar los documentos tanto en el trabajo como en casa. Los puedes comprar de cartón forrado o de plástico. Con mecanismo de palanca de dos anillas, con ollao metálico en el lomo y con sistema rado (según modelos).

Leer más

Archivadores de oficina

Elige entre archivadores de oficina de tamaño Din A4 o folio (algo más grande). Los mejores archivadores de anillas tienen cantoneras de refuerzo en la base para resistir mejor el roce.

Comprar archivadores de oficina ¿qué tienes que saber?

La mayoría de los archivadores de oficina están fabricados con cartón forrado, pero también existen carpetas de plástico (polipropileno) que son algo más resistentes al roce y, sobretodo, a la humedad. En cuanto a su diseño, existen varias opciones. Los tienes de diseño clásica, por ejemplo, los archivadores de oficina jaspeados "CLASICO", de colores, mixtos, etc. Aunque son parecidos, un archivador de oficina y una carpeta no son iguales. Se diferencian, primero, en que el archivador siempre tiene mecanismo de palanca para facilitar la apertura de las anillas; y segundo, en que sólo tiene dos anillas. Las carpetas pueden ser de dos o de cuatro anillas, pero éstas nunca se abrirán mediante una palanca sino que hay que tirar las propias anillas para abrirlas.

El tamaño de los archivadores de oficina, Din A4 y folio son los más utilizados

Los archivadores de oficina pueden ser de formato Din A4 o folio (el formato folio es más grande que el Din A4). Existen más formatos pero son poco utilizados: Din A5, holandesa, folio prolongado, Din A3, etc. En cuanto a las marcas, algunas de las más conocidas son: Esselte, Elba, Pardo, Leitz, etc. Los Unipapel UniSystem y Unipapel Definiclas ya no se fabrican y son difíciles de encontrar. Dependiendo del modelo los archivadores se pueden vender individualmente o en cajas.

Tipos de archivadores de oficina

Estos productos se clasifican según su material, su tamaño, el grosor del lomo y según su diseño.

  • Según el material: la mayoría de ellos tienen el núcleo de cartón y están recubiertos con una lámina de PVC o polipropileno en el caso de los modelos de color o bien de papel impreso en los archivadores clásicos tradicionales con motivos jaspeados. También existen modelos más caros con tapas de plástico y algunos modelos incluso con lomo metálico (son modelos especiales que sirven para confeccionar muestrarios). En penúltimo lugar están los ecológicos, fabricados con cartón reciclado. Y finalmente, el archivador de metal un modelo muy robusto utilizado para muestrarios y catálogos).
  • Según el grosor: puedes encontrar archivadores de oficina de lomo estrecho de cuatro centímetros y medio, o de lomo ancho (entre siete y ocho centímetros según la marca y el modelo).
  • Según el tamaño: como ya se ha indicado antes los formatos más utilizados son los A4 y el folio (es más grande que el A4) pero también pueden ser Din A3, Din A5, holandesa, folio prolongado y especiales para papel continuo (listados de ordenador).
  • Según el diseño: puedes encontrar desde el clásico clasificador vintage con diseño jaspeado gris o negro, hasta modelos muy llamativos con colores neón o metalizados, diseño a rayas, colores sólidos, etc.

Las partes de un archivador de oficina

El archivador de oficina, también conocido como archivador A-Z, debido a los separadores alfabéticos que se utilizan para la organización de la documentación; está formado por los siguientes elementos:

  • Compresor de hojas: el compresor presiona las hojas contra el dorso del archivador y evita que se muevan cuando se pone en posición vertical. Físicamente es una pieza con dos varillas metálicas que se pueden abrir o cerrar por medio de un pulsador.
  • Ranura Rado: el rado fue inventado por Elba y da nombre a los famosos archivadores "Elba Rado". Es un sistema ingenioso que une las anillas del archivador con la portada para que se quede cerrado cuando no se utiliza. Esto aumenta la estabilidad del archivador en la estantería.
  • El ollao: el ollao u ollado es un orificio prácticado en el lomo del archivador, reforzado con metal para evitar la rotura. Sirve para cogerlo con mayor facilidad. Es especialmente útil cuando el tenemos muchos archivadores en una estantería y no queda espacio para cogerlos por el lomo.
  • El portaetiquetas: no todos los archivadores lo tienen, ya que algunos, lo que tienen es una etiqueta fija. En los clasificadores con portaetiquetas éste consiste en un bolsillo transparente de plástico que sirve para introducir una cartulina identificadora
  • Cantoneras de refuerzo: evitan que las aristas del archivador se estropeen por fricción cada vez que se coge o se deposita en el estante. Son unas pequeñas láminas metálicas que recubren los bordes inferiores del archivador.

Alternativas a los archivadores de oficina

Por su bajo precio, su versatilidad y la facilidad de uso, esta solución de archivo es una de las más utilizadas en las oficinas. Sin embargo, existen muchos otros productos para el archivo de documentación. Por ejemplo, las carpetas colgantes. Estas carpetillas, también conocidas como carpetas suspendidas, se almacenan en mobiliario diseñado específicamente para ellas. Cajoneras, muebles metálicos o carpeteros y armarios convencionales son algunas de las opciones para el almacenaje de las carpetas colgantes. También son muy utilizados los carritos con ruedas. Una ventaja que presentan es que no es preciso perforar los documentos y el acceso a los archivos es muy rápido. Pero como contrapartida requieren de mobiliario específicio. En cambio el archivador de anillas se puede guardar en cualquier estantería o armario. Incluso se puede archivar en cajas cuando ya no son necesarios.

Ayudanos a mejorar: ¿te ha resultado útil esta información?

Hay 46 productos en la categoría Archivadores de oficina.

Archivador Elba apaisado tamaño Din A3
De color negro, lomo de 8 cm
Comprar Archivador Elba apaisado tamaño Din A3

Los archivadores de oficina son una solución económica y útil para clasificar documentos en la oficina y en casa. Existen diferentes estilos, marcas, calidades y tamaños de clasificadores. Los mejores disponen de mecanismo Rado (mantiene el archivador cerrado) y compresor de hojas (reduce el volumen de los folios y mejora la estabilidad). Si además tienen ollao y cantoneras te resultarán más fáciles de sacar de la estantería y te durarán más tiempo. En muchos modelos puedes comprar cajetines para archivadores a juego.

Algunas de las mejores marcas de archivadores de oficina son Elba, Esselte y Pardo. Si prefieres modelos baratos, pero con buena relación calidad precio puedes optar por Q-Connect. También puedes comprar módulos de archivadores con varias carpetas.