Guía para comprar los mejores rotuladores fluorescentes

¿Qué marca de subrayadores fluorescentes es la mejor? Los míticos resaltadores Stabilo BOSS siguen siendo los más vendidos, pero existen otras marcas de alta calidad como Bic, Pilot, Faber-Castell, Pelikan o Staedtler. Todos estos subrayadores fluorescentes tienen buena relación calidad precio.

Los resaltadores de marcas blancas como Liderpapel y Q-Connect son más baratos e igualmente eficaces.

Rotuladores Staedtler Textsurfer

Qué rotulador fluorescente comprar

¿Qué punta es la mejor? Los marcadores clásicos de cuerpo ancho suelen tener punta biselada; esta permite subrayar con dos o tres grosores de trazo.

¿En qué tipo de texto y papel van a ser usados? Este es otro aspecto importante a considerar. Los fluorescentes de escasa calidad emborronan aquellos documentos que han sido impresos en impresoras de inyección de tinta. Por eso, algunas marcas crearon los rotuladores fluorescentes ink-jet safe (a prueba de inyección de tinta), cuyo trazo no disuelve la tinta. De esta manera se puede subrayar el texto sin empañarlo. Por supuesto, sobre textos impresos con equipos de impresión láser o, mejor, en imprentas esto no supone ningún problema (libros de texto, fotocopias, etc.).

¿Ancho o con formato de lápiz? Los marcatextos flúor tipo lápiz, muchos de ellos con clip, ocupan menos y son cómodos para llevar encima. Son ideales para profesores, estudiantes de instituto, universitarios, técnicos, etcétera.

Subrayadores fluorescentes

¿Qué características debe reunir un buen marcador de textos?

Para que un subrayador de texto sea efectivo su tinta debe poseer ciertas cualidades. Primero, debe resaltar bien el texto, sin dificultar su lectura. Y es que, si la tinta del marcador es demasiado opaca se puede producir el efecto contrario, que oscurezca los textos más relevantes. La tinta ha de ser fluorescente pero transparente, para no entorpecer la lectura.

Otra cualidad muy buscada por los usuarios de subrayadores es que su punta sea biselada y posea, al menos, dos grosores de trazo. Los marcadores flúor de primeras marcas como Faber-Castell, Stabilo o Staedtler cumplen este requisito. Gracias al pequeño chaflán de su punta se pueden trazar dos gruesos de línea: de 5 mm, para renglones de texto gruesos, y de 2 mm, para la letra más pequeña, versalitas, etćetera.

Rotuladores fluorescentes de colores

Colores, envases, modelos y formatos

Colores y envases. Según el fabricante y modelo, estos útiles de escritura se pueden adquirir individualmente, en paquetes de varios colores surtidos o en cajas monocolor. La gama de colores es amplia, aunque los tonos neón siguen siendo sin duda los más demandados: rosa, naranja, amarillo y verde. Menos frecuentes pero muy de moda están el turquesa, azul, celeste, fucsia, rojo y morado. Además, algunas marcas como Stabilo ofrecen incluso rotuladores de colores pastel.

Protección de la punta. La punta de un rotulador fluorescente está hecha con fibra sintética de poliester. Usa el tamaño que te resulte más cómodo según el tamaño de la tipografía del libro. Los rotuladores más innovadores tienen mecanismo retráctil. ¡Olvídate de poner y quitar el capuchón después de cada uso!

Los más baratos. Si buscas un subrayador económico, la marca de rotuladores fluorescentes más barata que vas a encontrar en ofistore es Q-Connect. Son los clásicos resaltadores con tinta universal a base de agua, con un grosor de trazo de 1 a 5 mm y con los colores amarillo, naranja, verde, rosa, azul o rojo.

Marcas de rotuladores fluorescentes

Tres de las mejores marcas de rotuladores fluorescentes son Stabilo, Faber-Castell y Pelikan. Otras marcas conocidas son PilotEdding (que además ofrece tinta suelta para rellenar los marcadores), Staedtler y BIC. Muchos usuarios prefieren los marcadores fluorescentes Faber-Castell a los Stabilo® por el simple hecho de que el capuchón tiene clip. Este es un detalle sin importancia para algunos, pero vital para otros, como se puede comprobar leyendo opiniones de compradores.

En cualquier caso, y salvo por la diferencia del capuchón, que no solo es diferente en cuanto a la presencia del clip, sino también por el hecho de que el capuchón es del mismo color que la tinta (en los Stabilo es el cuerpo el que permite identificar el color y las tapas son siempre negras), ambos subrayadores fluorescentes de alta calidad. Como también lo es el marcador fluorescente Pelikan Textmarker 490, con cuerpo ovalado, capuchón de simple giro y empuñadura con hendiduras.

Estas marcas alemanas de materiales de papelería son líderes en Europa en su segmento. Todas ellas usan tinta basada en agua de alta fluorescencia y visibilidad, pero al tiempo transparente, es decir, sin una opacidad excesiva que pueda dificultar la lectura del texto, como sucede con los marcadores fluorescentes de calidad mediocre.

Rotuladores fluorescentes de colores neon

Faber-Castell

En el diseño de los rotuladores fluorescentes Faber-Castell lo primero que llama la atención es el color de su cuerpo: el clásico verde oscuro de Faber, que utiliza en muchos otros de sus productos, por ejemplo, en los lapiceros. La sección del rotulador es rectangular pero con las esquinas suavizadas y redondeadas para que su sujeción resulte más confortable. En cuanto al capuchón como ya hemos señalado es del mismo color que la tinta para que localizar el marcador resulte fácil e incluye un clip de plástico para sujetarlo en los bolsillos de la ropa.

Estos subrayadores destacan también por la forma de su punta, con triple bisel, algo que no es tan fácil de encontrar (lo normal son dos lados) y que permite trazar tres grosores diferentes de línea. Esto te resultará muy útil para resaltar libros de texto o documentos de oficina sin importar su tamaño de texto: sólo tienes que variar la posición de la punta.

Stabilo

Tanto al estudiar como en en el trabajo en la oficina, necesitamos resaltar textos una y otra vez. Destacar la información relevante nos ayuda a concentrarnos en las ideas más importantes del texto cuando lo leamos de nuevo. Separar el grano de la paja hace que seamos más eficientes en el estudio y en las tareas de oficina, el marcador fluorescente es esencial para puntear datos que ya hemos procesado, para, así, evitar errores y mejorar nuestro rendimiento. Antes de la llegada de las tintas fluorescentes, nuestra única opción era subrayar los renglones importantes. El subrayador fluorescente STABILO BOSS ORIGINAL, el más vendido de Europa, cambió esto para siempre.

Subrayador amarillo Stabilo® Boss Original Subrayador amarillo Stabilo® Boss Original 0.93 €

Con el tiempo los diferentes fabricantes de papelería han sacado al mercado numerosas marcas y modelos de marcadores flúor. De entre todos ellos el marcador fluorescente Stabilo Boss es el que más popular se ha hecho y viene a ser el homólogo del bolígrafo Bic. Hasta tal punto es conocido que su nombre ha calado en el lenguage cotidiano y es fácil escuchar "necesito comprar unos Stabilo", "déjame un momento el Stabilo". Es decir se emplea habitualmente la marca del subrayador de papel como nombre del producto.

Stabilo innova continuamente su línea de resaltadores y nos ofrece cada año opciones nuevas para subrayar textos. Además de los nuevos colores pastel del modelo Boss Original nos ofrece una versión de bolsillo del mismo (el Stabilo Mini) y otros muchos marcadores con formatos o características diferentes. Por ejemplo el marcador Luminator de tinta líquida. O el Stabilo Neón con aspecto de tubo de dentífrico.

Texto resaltado y marcadores fluorescentes Stabilo en un libro de texto

Staedtler Textsurfer

Staedtler es un fabricante alemán de productos de papelería que destaca por sus marcadores de textos. Los Staedtler Textsurfer son subrayadores de punta biselada y ligeramente redondeada de alta calidad. Al igual que muchos de sus rotuladores permanentes, su depósito contiene tinta especial antisecado. Así podrás trabajar con ellos un buen rato sin tener que taparlos. La tinta multifunción te permite su aplicación sobre cualquier tipo de papel, incluso sobre tinta negra de impresora.

Staedtler Textsurfer Classic 364 Pastel Staedtler Textsurfer Classic 364 Pastel 5.95 €

La oferta de colores de los subrayadores Textsurfer es inmensa. Sus pigmentos son brillantes y resistentes a los rayos solares, también al agua. Son muy interesantes los subrayadores vintage Staedtler Textsurfer Classic porque incluyen un rotulador negro. ¿Un fluorescente negro? Bueno, no es fluorescente, pero es de gran utilidad. Se trata de un marcador especial para ocultar textos. En el original, el trazo del subrayador bloquea parcialmente la legibilidad del texto marcado; pero en la fotocopia queda completamente oculto. En la misma familia puedes encontrar los subrayadores Staedtler Textsurfer en tonos pastel.

La carcasa de los rotuladores Staedtler Textsurfer está fabricada con polipropileno: un plástico resistente que asegura una larga duración del rotulador. La empuñadura de estos subrayadores es cómoda y eficaz, y te brinda un buen agarre.

Por todos los motivos anteriores, los Staedtler Textsurfer son perfectos para estudiantes y también en la oficina o en casa.

Alternativas: lápices fluorescentes con cuerpo de madera

Los subrayadores con formato de lápiz de madera son limpios y fáciles de usar. Ocupan muy poco espacio y se pueden llevar dos o tres colores siempre encima. Sólo hay que acordarse de llevar también un sacapuntas para afilarlos. Son una herramienta ideal para el estudio o para puntear documentos en la oficina. Si no te gusta como quedan las hojas cuando han sido marcadas con el clásico subrayador tinta puedes darle una oportunidad a estos lapiceros fluorescentes.

Este tipo de subrayador es excepcional para estudiar y subrayar los libros. Si están bien afilados se pueden conseguir líneas discretas y limpias. El libro subrayado de esta manera es más legible y agradable de visualizar. También hay quién prefiere emplear un simple portaminas para subrayar (pero en este caso se pierde el color). El modelo de lápices fluorescentes que puedes comprar en ofistore son los Staedtler Text Surfer Dry. Los tienes en cuatro colores: amarillo, rosa, verde y naranja.

Hay dos cuestiones en las que el marcador de tinta es superior a estos lápices. Aparte de no necesitar afilado tienen una ventaja: muchos de ellos tienen la punta con un doble o triple bisel que nos permite disponer de varios grosores de trazo en un único rotulador. Con los lápices fluorescentes en seco esto no es posible.