Diferencias entre archivadores de anillas escolares y de oficina

Los archivadores de anillas son una solución económica y simple para organizar y conservar documentos en la oficina o en casa. Los hay con diferentes estilos, de varias marcas y calidades y en distintos tamaños. Aunque los archivadores para el colegio son muy parecidos a los archivadores de oficina, tienen algunas diferencias importantes.

Diferencias en los elementos del archivador

Los archivadores escolares son diferentes en varios aspectos a los organizadores de folios de oficina. Ambos sirven para lo mismo, es decir, para archivar hojas de papel, pero las carpetas para las clases tienen un diseño diferente. Por ejemplo, un archivador escolar carece de algunas partes del clasificador de oficina, como la palanca que abre las hojas.

Casi todos los archivadores de oficina poseen RADO, es decir, la ranura que posee el archivador en la tapa para retener la anilla metálica y evitar que la carpeta se abra cuando se pone en vertical. Solo los mejores archivadores escolares disponen de sistema Rado. Lo mismo sucede con el compresor de hojas, el elemento que inmoviliza los folios contra la cubierta posterior del archivador.

Archivadores de oficina para clasificar folios
Los archivadores de oficina casi siempre tienen RADO, ollao y compresor de hojas

En cuanto al ollao (orificio del lomo) y las cantoneras de refuerzo, no son elementos importantes en una carpeta escolar, puesto que no los archivadores para el colegio se llevan de la mochila a la mesa y no sufren desgaste con la balda de la estantería.

Diferencias en el diseño de las cubiertas

Tal vez las mayores diferencias entre las carpetas para oficinas y las escolares sean las de sus cubiertas. Los diseñadores de los clasificadores para oficinas escogen colores sólidos para las cubiertas, algunos en tonos pastel, pero rara vez decorados con ilustraciones o fotografías. Pero para las carpetas escolares optan por lo opuesto: colores llamativos y diseños llenos de ilustraciones, dibujos y motivos decorativos.

Por ejemplo, los archivadores para clase de marcas como Mr. Wonderful carecen de mecanismo de palanca, sus anillas son más finas y están decorados con una lámina impresa y plastificada con frases originales o ilustraciones llamativas que los hace más atractivos y divertidos para los niños y niñas.

Carpeta Antartik con recambio de papel Carpeta Antartik con recambio de papel desde 6.88 €

Finalmente, hay que señalar que la mayoría de los organizadores escolares incluyen una banda elástica de cierre en el flanco derecho. Esta gomilla sirve para evitar que la carpeta se abra accidentalmente dentro de la mochila. Algunas de las mochilas escolares, como el modelo Kanken de la de la marca Fjallraven, han sido diseñadas para transportar un archivador de colegio holgadamente.