Tipos de tapas o cubiertas de los cuadernos y libretas

En la guía sobre tipos de impresión y rayado vimos cómo se podían clasificar los cuadernos según sus hojas. En esta pequeña guía de compra veremos qué tipos de tapas existen.

¿Para qué sirven las cubiertas en un cuaderno?

En un cuaderno, las tapas o cubiertas son los elementos que protegen las hojas; pero tienen una segunda función: aportar rigidez al cuaderno. Escribir sin apoyo, es decir, en el aire, será más fácil si la portada y contraportada son rígida.

Pero no siempre es deseable que las tapas y contratapas sean duras. Cuando la cubierta es rígida, el cuaderno es más pesado. Si vamos a llevar varias libretas en una mochila escolar o en el maletín del portátil, esta característica se vuelve en nuestra contra.

Tapas blandas

La tapa más blanda que puede poseer un cuaderno es la de cartoncillo ligero. Este material tiene un gramaje (peso por unidad de superficie) de 400 g/m² y puede estar impreso y plastificado. Se usa, sobre todo, en los cuadernos escolares. Los cuadernos con tapas blandas tienen la ventaja de ser muy económicos.

Un poco mejor que la anterior es la cubierta de cartón compacto. Este material se tiñe en pasta, es decir, se añaden pigmentos o colorantes a la pasta de celulosa para conseguir el color. Para mejorar su resistencia a la humedad se barniza por la cara exterior. El gramaje es de 700 g/m². Esta cubierta es semiflexible.

Cubiertas blandas de cuadernos de cartoncillo ligero
Ejemplos de cuadernos con tapas blandas de cartón

Tapas duras

La tapa dura más económica es la de cartoncillo pesado de 800 g/m². Este material está doblemente encolado, impreso y plastificado. Como resultado, se consigue una cubierta mucho más rígida y resistente que da buenos resultados en la oficina, el colegio, el instituto o la universidad. Su relación calidad/precio es buena.

La mejor tapa de cartón que puede tener un cuaderno es la extradura forrada. Este cartón, a diferencia del compacto, no se tiñe en masa. En su lugar, se usa un núcleo de cartón muy duro de color natural que se recubre con una lámina de papel estucado o cartulina, que es la que se decora (mediante impresión). Para abaratar el precio, la cubierta de algunos cuadernos se forra por el interior (guarda) con un material más asequible.

Tapas duras en cuadernos portada y contraportada
Tipos de tapas duras para cuadernos y libretas

Las libretas con tapas duras son de magnífica calidad. Son resistentes y duraderas y están preparadas para soportar todo tipo de uso. Son aptas para uso escolar, universidad, oficina, viajes, etcétera.

Para concluir veremos un tipo de tapa diferente a las anteriores: la de plástico.

Tapas de plástico

Con la resistencia de las mejores cubiertas de cartón y la ligereza del cartoncillo ligero, las tapas de plástico reúnen lo mejor de ambas: son resistentes y no incrementan el peso de la mochila escolar. Además, son fáciles de limpiar e irrompibles. Como único inconveniente de los cuadernos con tapa de plástico, está el hecho de que hay que separar el plástico para su reciclaje.

En cuanto a diseño, las cubiertas plásticas aportan una ventaja con respecto a las de cartón: pueden ser traslúcidas o, incluso, transparentes.

Tapas de plástico en cuadernos y libretas
Cuaderno con tapa de plástico rígida